Cae policía sospechoso de participar en robo y lesión grave a chofer de Uber

Un suboficial ayudante de la Policía fue detenido ayer en la ciudad de Guayaybí, departamento de San Pedro, por sus colegas del departamento de Control de Automotores. En su poder tenía un automóvil que había sido robado a un conductor de Uber que fue herido con dos disparos, realizados aparentemente con el arma del sospechoso.

Pertenencias del uniformado halladas en el vehículo robado.
Pertenencias del uniformado halladas en el vehículo robado.

A las 15:40 de ayer, sobre la ruta PY03 en el distrito de Guayaybí, policías del Departamento de Control de Automotores recuperaron un automóvil Kia Picanto, negro, con matrícula GAF 815, que pertenece a Emilio David García Paredes (23), pero que normalmente es conducido por Andrés Aníbal Leguizamón (28 años) para los servicios de Uber. El robo de ese coche fue denunciado el 23 de enero último en la comisaría 13ª de Nueva Colombia.

Al mando del vehículo fue encontrado el suboficial ayudante Luis Miguel Giménez Merlo (23), quien presta servicios en la comisaría 39ª de la compañía Potrero (Itauguá), y estaba acompañado por José Luis Olmedo Benítez (19). Ambos ofrecían el automóvil para su comercialización.

Los investigadores también hallaron en el vehículo una pistola H5, tipo SF, calibre 9 mm, así como la credencial y placa policial de Luis Giménez.

De acuerdo con informes policiales, el viernes 22 de enero a las 21:30, Andrés Leguizamón tomó un servicio de traslado de persona, solicitado a través de la aplicación móvil. Recogió a dos pasajeros sobre la calle Paso de Patria de la ciudad de San Lorenzo. Los clientes le indicaron como destino la localidad de Nueva Colombia, departamento de Cordillera, trasladándose aproximadamente 32,5 kilómetros.

El chofer llega al destino señalado cerca de las 23:12, momento en que supuestamente uno de los dos pasajeros, Luis Giménez o José Olmedo, desde atrás, le dio un fuerte golpe en la cabeza, que lo desorienta. Posteriormente, uno de ellos también disparó desde su lugar y la bala impactó en la nuca del conductor.

Los supuestos clientes bajaron a la fuerza a Leguizamón y tras apoderarse del vehículo y otras pertenencias, abandonaron al conductor herido.

Andrés Leguizamón pudo reponerse y se desplazó a pie por varios metros. Fue visto por automovilistas que pasaban por la zona y avisaron a la Policía de la comisaría 11ª de Loma Grande, quienes fueron al lugar que se les indicó y auxiliaron a la víctima. Lo llevaron a un hospital cercano, de donde nuevamente fue derivado al Hospital de Trauma (Asunción) donde hasta ayer estaba internado en estado inconsciente debido a que habría perdido mucha sangre.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD