OGD e hijo, sin fecha de juicio por “reposos”

Los constantes “reposos médicos” del exsenador Óscar González Daher (ANR, HC) y su hijo Ramón González Chaves todavía impiden que el Tribunal de Sentencia fije fecha para el inicio del juicio contra ambos (ver el cuadro).

OGD e hijo,  sin fecha de   juicio por “reposos”
OGD e hijo, sin fecha de juicio por “reposos”Archivo, ABC Color

Están acusados por lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y declaración falsa. Dicho enjuiciamiento será clave para la calificación del Paraguay por parte del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (Gafilat), organismo que podría incluir a nuestro país en la “Lista Gris” de Estados que no impulsan políticas concretas contra el lavado de dinero.

En cuanto al proceso judicial, hubo chicanas durante meses. Los procesados primero argumentaron estar infectados con covid-19 y ahora el médico Ariel Lezcano informó que el exsenador padece de neumopatía y su hijo neumonía.

Debido a esa situación ya recurrente, el Tribunal de Sentencia, integrado por Yolanda Portillo (presidenta), Yolanda Morel y Jesús Riera, sigue sin definir fecha.

La Fiscalía acusa a González Daher de enriquecimiento ilícito por unos G. 6.000 millones, cometido supuestamente desde su empresa de fachada “Príncipe di Savoia SA”, que servía para el lavado de dinero mediante alquileres de inmuebles.

El otrora parlamentario es un caudillo de Luque y ejerció la presidencia del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) siendo protegido de Horacio Cartes.

En dicha entidad encabezó una red de aprietes, sobornos, sentencias compradas y tráfico de influencias entre jueces y fiscales. En este caso fue condenado solo por tráfico de influencias, a apenas dos años de prisión (con suspensión a prueba de la ejecución de la condena) y con prohibición para ser funcionario por 7 años. Fue absuelto del delito de asociación criminal. Esta leve sentencia puso en alerta a Gafilat y observadores.

Por otra parte, el concejal luqueño Óscar González Chaves es acusado por enriquecimiento ilícito en más de G. 51.000 millones y US$ 82.000, con cuentas bancarias que ocultó en su declaración jurada ante la Contraloría General.

Nunca antes fue investigado y cuando su padre era “amo y señor” de jueces no fue incluido en un caso de narcotráfico. Se trató de un cargamento de 324 kilos de marihuana que fueron incautados de la Cabaña “Neli”, de su propiedad. La Fiscalía solo procesó a los choferes que llevaban la carga.

La acusación contra González Daher e hijo fue presentada por los agentes de Delitos Económicos Liliana Alcaraz, Rodrigo Estigarribia y Francisco Cabrera.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD