Docentes de OTEP-A, OTEP-SN y Sinadi están de acuerdo con iniciar clases virtuales y presenciales el 2 de marzo

Si bien reclaman mejores condiciones para la educación, los gremios docentes OTEP-A, OTEP-SN y Sinadi sí acompañarán este 2 de marzo el inicio de clases virtuales y también de clases presenciales donde haya condiciones. La Federación Nacional de Educadores (FEP) y la Unión Nacional de Educadores (UNE - SN) anuncian una jornada de protestas para ese día.

El presidente de Sinadi, Miguel Marecos, observa los baños que no están en condiciones en la escuela básica 1, República Argentina, de Asunción.
El presidente de Sinadi, Miguel Marecos, observa los baños que no están en condiciones en la escuela básica 1, República Argentina, de Asunción.

Esta mañana, mientras recorría escuelas de capital, el presidente del sindicato nacional de directores Sinadi, Miguel Marecos, afirmó que en su gremio “no estamos de acuerdo con que el martes se haga una movilización y se paren las actividades. Ratificamos lo de siempre, empezar el lunes en forma virtual en las más de 8.000 instituciones e ir de a poquito haciendo clases híbridas. En eso estamos trabajando con el MEC (Ministerio de Educación y Ciencias - MEC). Ellos van a pasar la lista de escuelas que dicen que son seguras y nosotros veremos si el equipo de gestión está de acuerdo. No estamos de acuerdo con suspender las clases porque la declaración de emergencia educativa tiene su proceso y nosotros, lo que queremos es que se inicien las clases”.

Marecos dijo que ya recorrió este mes unas 70 instituciones educativas de distintos puntos del país y encontró que “el 90% necesitan una intervención en el sanitario, luego poner las condiciones de bioseguridad. Y en las aulas encontramos que tienen problemas de ventilación porque tienen ventanillas pequeñas que ya no se abren”. Esta mañana, en la escuela básica número 1, República Argentina, el presidente de Sinadi señaló que si bien se están preparado para cumplir el protocolo sanitario, los baños no tienen agua ni están en condiciones.

“Si están habilitadas, no vemos razón en tiempos de pandemia para que no inicien las clases”

El presidente de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay - Auténtica (OTEP - A), Gabriel Espínola, explicó que “donde existan condiciones de seguridad edilicia y de bioseguridad garantizadas por el Estado, nosotros vamos a iniciar las clases presenciales. Las comunidades van a ir a esas instituciones que previamente los Comités de Riesgo Institucional y Regional deberán habilitar. Si están habilitadas, no vemos razón en tiempos de pandemia para que no se inicien las clases. Iniciaremos clases virtuales y presenciales donde estén en condiciones”.

Espínola consideró, sobre la educación virtual, que “en las condiciones actuales se encaminan al mismo resultado del 2020. No hay mejoría a nivel de conectividad, no hay equipos tecnológicos ni el servicio de internet gratuito ni para los maestros, ni para los padres y los estudiantes. Los padres siguen necesitando paquetes de datos para acceder a la plataforma del MEC”.

De consenso con los padres

Blanca Avalos, de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay - Sindicato Nacional (OTEP - SN), señaló que en el gremio se reunieron con padres, docentes y alumnos y en consenso decidieron que la educación presencial debe darse desde el 2 de marzo en donde hayan condiciones. “ Hicimos brigadas para conseguir presupuesto para bioseguridad, porque la gratuidad que provee el MEC, de G. 1.800.000, no alcanza. Y donde creemos que hay consenso entre padres y donde se pueden poner las condiciones mínimas, que inicien de manera presencial. Hay que arrancar y seguir exigiendo en escuelas y colegios para que el MEC asuma su responsabilidad”, dijo Avalos.

La representante de OTEP-A explicó que su organización no está de acuerdo con el proyecto de declaración de emergencia educativa presentada por otros sindicatos y por el MEC, ya que el monto que piden (US$ 78 millones) no será suficiente para cubrir las necesidades. “El ministerio está pidiendo G. 96.000 por alumno para bioseguridad y G. 25 millones por institución para mejorar infraestructura. Nosotros estamos preparando otro proyecto de ley; esta semana estaríamos instalando una carpa de debate frente al Parlamento Nacional; allí vamos a juntar firmas y vamos a presentar el proyecto”.

“Creemos que es importante ir a la escuela y exigir paralelamente que el Estado cumpla con su responsabilidad”, remató Blanca Avalos.

La protesta del 2 de marzo

Los gremios con más docentes asociados, la UNE-SN y la FEP, anunciaron sin embargo protestas nacionales para este martes, principalmente en contra del inicio de la educación presencial este mes. El ministro de Educación, Eduardo Petta, se reafirmó esta semana en que las clases van a comenzar en todas las modalidades el 2 de marzo.

En conferencia de prensa, días atrás el presidente de la UNE-SN, Eladio Benítez, dijo que no hay condiciones de garantizar la seguridad sanitaria de estudiantes y docentes en las instituciones educativas por falta de infraestructura e incluso instó a los padres a no optar por la educación presencial. Ayer, el presidente de la FEP, Silvio Piris, ante la negativa del MEC de posponer la vuelta a las aulas hasta Semana Santa, anunció que en su gremio decidieron no comenzar las clases ni presenciales, ni virtuales, este martes, sino salir a protestar.

Tanto la FEP como la UNE-SN, Sinadi y Otep-A piden que se declare emergencia educativa y apoyan el proyecto presentado en este sentido por el ministro Eduardo Petta al Poder Ejecutivo, requiriendo US$ 78 millones para mejorar infraestructura en las escuelas, comprar elementos de bioseguridad, garantizar la conectividad y contratar 4.000 trabajadores de limpieza.

La FEP reclama además la readecuación salarial que el Gobierno prometió a los maestros para el año pasado, pero que se suspendió con la emergencia sanitaria ante la pandemia. Igualmente rechaza las clases híbridas por considerar que habría una explotación laboral del docente.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD