A casi dos años de adjudicarse, contrato de la Costanera Sur ya tiene cinco adendas y proyecto no avanza

El MOPC adjudicó en julio de 2019 la obra de la Costanera Sur, que unirá Asunción con Lambaré, pero las obras no avanzan hasta hoy. Como se trata de una obra vía Ley 5.074 “llave en mano”, la empresa adjudicada debe conseguir la financiación de los trabajos, pero la firma aún no obtiene de ningún banco los US$ 130 millones requeridos. El contrato ya tiene cinco adendas.

Las obras de la Costanera Sur afectarán a varias familias del bañado, pero el MOPC promete reubicar a las mismas.
Las obras de la Costanera Sur afectarán a varias familias del bañado, pero el MOPC promete reubicarlas.Archivo, ABC Color

A través de estos cinco convenios modificatorios, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) cambió varios puntos del contrato, principalmente los plazos que la firma tenía para el “cierre financiero”, es decir la obtención del préstamo que costeará la obra.

Recordemos que el contrato de la Costanera Sur se firmó en octubre de 2019 y, a partir de esa fecha, el Consorcio del Sur, integrado por la española Eurofinsa SA y la paraguaya Ingeniería de Topografía y Caminos SA (TyC), representada por Francisco Griñó, tenía un plazo de 210 días para conseguir la financiación del proyecto (US$ 130 millones), es decir hasta mayo del año pasado.

Sin embargo, a solo un mes de la firma del contrato (noviembre de 2019), el MOPC suspendió este plazo a través de una adenda y el tiempo del cierre financiero (plazo para conseguir los recursos que costearán las obras) recién comenzó a correr desde julio del año pasado, lo que significa que la firma debía conseguir el préstamo que financiará la vía en febrero de este año.

PROYECTO COSTANERA SUR
PROYECTO COSTANERA SUR

Empero, de nuevo este plazo se cambió y ahora el MOPC debe dar primero la orden de inicio de los trabajos para que el consorcio gestione el empréstito necesario para solventar la construcción de la infraestructura vial, según la adenda número 5 que el MOPC firmó con el consorcio.

Con esta decisión cambiaron las reglas de la licitación y privilegian al grupo adjudicatario, que primero debió conseguir la financiación para que se le ordene el inicio de los trabajos. El empresario Francisco Griñó señaló que las modificaciones no se tratan de privilegios a la empresa, sino de “racionalidad”, y que el cierre financiero depende de la liberación de la franja de dominio.

“Lo único que falta es que el MOPC exija que la empresa se endeude y empiece a pagar millonarios intereses mientras queda a la espera de que el MOPC libere la franja de dominio alguna vez, en meses o tal vez años”, expresó el empresario en un escrito que remitió a ABC. Pero, ¿recién ahora se dieron cuenta de que se tenía que liberar la franja de dominio? ¿Por qué firmaron un contrato que no se adapta a las condiciones de la obra? ¿Apuraron la firma del contrato para cambiar todas las reglas vía adendas?

“La adenda solo sirvió para imponer la racionalidad y evitar el perjuicio innecesario de millones de dólares que podría haber pagado el MOPC encareciendo la obra con una decisión errada”, expresó.

El Ing. Alfredo Bordón, coordinador de la Unidad Ejecutora de Proyectos Estratégicos (UEPE) del MOPC, se mostró molesto por las publicaciones de ABC durante el fin de semana en que se cuestionó el privilegio que se está dando en el MOPC al consorcio que debe ejecutar la Costanera Sur. El funcionario de confianza del ministro Arnoldo Wiens pidió que no se le moleste más sobre este tema y que todas las consultas sean remitidas a través de la Dirección de Comunicaciones.

Los altos funcionarios del MOPC se acostumbraron a manejar con hermetismos los proyectos de la cartera, a pesar de que la Ley de Acceso a la Información los obliga a rendir cuentas a la ciudadanía.

Imagen producida por el Ministerio de Obras Públicas de cómo sería la Costanera Sur, a orillas del río Paraguay,  bordeando los bañados de Asunción y afectando algunos  sitios densamente poblados.
Imagen producida por el Ministerio de Obras Públicas de cómo sería la Costanera Sur, a orillas del río Paraguay, bordeando los bañados de Asunción y afectando algunos sitios densamente poblados.

Banco se retiró del proyecto

También se preguntó al empresario Francisco Griño sobre el avance de las negociaciones con el Bank of América (EE.UU.), entidad que se comprometió en la oferta del consorcio a financiar la infraestructura vial, y dijo que este banco desistió del proyecto, porque no “le pareció interesante”.

Se le insistió entonces acerca de qué entidad financiará la Costanera Sur y dijo que están negociando con el Banco Itaú. “La orden de inicio está prevista para junio, pero estamos viendo con el MOPC si podemos adelantar para abril. El proyecto y el cierre financiero están listos, pero falta la liberación de la franja de dominio, que está bien encaminada”, informó.

Acerca de los cambios preguntamos a Griñó si puede considerarse como un privilegio para la empresa, tras las prórrogas que ya le otorgaron en su momento, a lo que respondió que las modificaciones se dieron a “pedido del banco (Itaú)” y que “corresponden”. “Ellos venden los bonos y tienen que tener fecha y la orden de inicio es una fecha cierta y de ahí para adelante no puede parar la obra”, dijo.

La Costanera Sur es la segunda obra de envergadura que se adjudicó bajo la Ley 5.074, más conocida como “llave en mano”, en que la adjudicataria debe conseguir la financiación que el Estado irá asumiendo como deuda pública en la medida en que vayan terminando los tramos pautados. El primer proyecto grande adjudicado con esta modalidad fue el Corredor Bioceánico.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD