Centro de Asunción se vuelve zona de guerra tras pacífica protesta

Varios destrozos se registran hasta este momento durante la manifestación anticorrupción en el microcentro capitalino en contra del gobierno de Mario Abdo Benítez. Hay además varios heridos por parte de la Policía que intenta dispersar las barricadas que no cesan. Hay piquetes en varios puntos y se puede escuchar a agitadores que arengan a acciones violentas. Un periodista de ABC Color fue atacado por infiltrados para robarle su billetera y celular. Un hecho particular se dio cuando un grupo de antimotines pidió tregua al verse sobrepasado.

Barricada en calle de Asunción.
Barricada en calle de Asunción.Diego Peralbo, ABC Color

Desde las 20:00 se iniciaron los actos de violencia entre agentes de la Policía Nacional y los manifestantes que exigían la renuncia del presidente Mario Abdo Benítez debido al colapso de los hospitales por falta de insumos y medicamentos.

Varios puntos del microcentro capitalino fueron tomados por encapuchados violentos que atacan con piedras, incendian e incluso disparan con armas de fuego, según confirmaron jefes policiales desde el lugar de los hechos. Literalmente el microcentro de Asunción se volvió una zona de guerra. La Policía va perdiendo fuerza frente a los atacantes, ya que muchos resultaron heridos e incluso despojados de sus armas y equipamientos.

Vehículos, locales comerciales y edificios estatales como el Ministerio de Hacienda sufrieron destrozos.

La cantidad de heridos por pedradas, balines de goma y por inhalación de gases lacrimógenos ya no se puede contabilizar y van en aumento con el paso de los minutos. Incluso un periodista de ABC Color, Osvaldo Cazenave, fue en un momento dado atacado por un grupo de piqueteros, quienes además de golpearlo, lo despojaron de sus pertenencias como su billetera y su celular. Un móvil de nuestro medio también fue atacado.

Policías con bandera blanca

Cerca de las 22:00, un grupo de agentes antimotines de la Policía Nacional pidieron tregua a los manifestantes ya que se veían totalmente avasallados por los manifestantes que los superaban en números. Incluso exhibieron una bandera blanca, pidiendo el diálogo y el cese de los enfrentamientos.

El comisario Silvino Leguizamón señaló que pedirán conversar para llegar a un acuerdo, pero no reconoció que fueron superados por estas personas. Pese a este pedido, los atacantes continuaban con pedradas.

Trascendió incluso que la Policía quedó sin municiones por lo que cesaron el fuego, mientras los supuestos manifestantes seguían avanzando.

“Renuncia de Marito, o nada”

Al son del Himno Nacional, los manifestantes se trasladaron frente al Congreso Nacional, en 14 de Mayo y El Paraguayo Independiente, donde -según dijeron- permanecerán hasta que renuncie el presidente de la República, Mario Abdo Benítez. Aseguraron que no se retirarán del lugar hasta lograr su objetivo. Algunos señalaron que ya llegaron a un acuerdo con la Policía, que previamente se rindió ante el ataque de los manifestantes.