Ambiente caldeado por momentos en zona del Congreso no logra empañar movilización ciudadana

Momentos tensos pero que no llegaron a desencadenarse en violencia se registraron de manera esporádica en la manifestación ciudadana en inmediaciones del Congreso Nacional. La organización de los autoconvocados, que implementan las sentatas para irradiar a posibles infiltrados y también cierto afán de la Policía de tratar de calmar los ánimos hicieron que hasta ahora sea una jornada tranquila. Frente la vivienda de Horacio Cartes no se registró ni un asomo de violencia.

Uno de los manifestantes pide calma y sentarse para apartar a infiltrados.
Uno de los manifestantes pide calma y sentarse para apartar a infiltrados.Silvio Rojas Falcón, ABC Color

La mayor concurrencia de manifestantes se centra en cuarta noche de protestas en las calles 14 de mayo y Paraguayo Independiente, epicentro original de la manifestaciones contra el gobierno de Mario Abdo Benitez. Si bien la jornada es pacífica, la llegada de dotaciones de cascos azules exacerbó un poco los ánimos de un grupo de presentes, pero estos rápidamente fueron apartados por los propios manifestantes.

Se llegaron a arrojar bombas de estruendo e incluso objetos contundentes contra los uniformados, pero no se llegó a una reacción. La medida de realizar sentatas para identificar a infiltrados rápidamente contribuyó a separar a eventuales agitadores ajenos a la protesta pacífica.

También se volvieron a incautar posibles objetos peligrosos entre personas que querían ingresar entre la multitud, principalmente un cuchillo y una botella con alcohol. Otro momento tenso se dio por un aparente malentendido, ya que se creyó que uno de los jóvenes intentó asaltar a una mujer manifestante con un cuchillo, pero no se encontró ningún elemento de sospecha en poder del sindicado, por lo que todo se volvió a calmar.

Lea más: Cuarta jornada ininterrumpida de protestas se focalizan en Abdo y Cartes

En frente a la vivienda del expresidente Horacio Cartes, sobre la Avda. España, la multitud es menor aunque igualmente comprometida, ya que se reportaron personas provenientes no solo de Capital, sino también de Luque y otras ciudades. De hecho, se observaron varios carteles alusivos al exsenador Óscar González Daher, expulsado dos veces del Congreso por presunta corrupción y también bastante afín al líder de Honor Colorado.

Pese a ser lunes y ya el cuarto día consecutivo de protestas, el marco de asistentes fue de vuelta importante y entre todos se mantienen la consigna en común de exigir la renuncia del presidente Mario Abdo Benitez, quién no logra apaciguar los ánimos contra su gobierno pese a ofrecer a modo casi de dádiva el cambio de algunos de sus ministros más cuestionados.