Imputaciones y amenazas a “invasores” de inmueble deseado por extitular de SET

Luego de ocupar una propiedad fiscal durante dos décadas y realizar mejoras, los “invasores” del predio en Paraguarí deseado por la extitular de Tributación Marta González fueron imputados. Ante la Fiscalía declararon cómo fueron amenazados por la exfuncionaria pública.

Parte del inmueble de 22 hectáreas que es pretendido por la extitular de Tributación Marta González Ayala.
Parte del inmueble de 22 hectáreas que es pretendido por la extitular de Tributación Marta González Ayala.Archivo, ABC Color

“Ella (Marta González) nos quiere sacar de acá”, relató Juan Báez a ABC Color sobre el intento de la exviceministra de Tributación cartista por quedarse con una propiedad en la que viven él y su familia hace casi tres décadas.

Una propiedad fiscal de 22 hectáreas ubicada en la zona conocida como Mbatovi, en el departamento de Paraguarí, es el foco de la que aparenta una desigual disputa.

Juan Báez es un humilde poblador de la zona que vive hace casi 25 años en el lugar y que denunció a ABC Color que Marta González Ayala y su esposo, el abogado Jacinto Santamaría, han intentado en reiteradas oportunidades echarlos del que don Juan y su familia consideran su hogar hace dos décadas.

La historia empezó hace un par de años, cuando Vicente Montiel, suegro de Juan Báez, comenzó con el proceso de venta de cerca de 100 hectáreas que poseía en la zona de Mbatovi.

Parte de las tierras fueron vendidas a la firma Ruta 63 SA, que posteriormente las volvió a vender a González Ayala y Santamaría.

Si bien Montiel vendió las que eran sus tierras, su familia encontró un remanente fiscal en el que se instalaron porque entendían que formaba parte de la propiedad.

Montiel incluyó una cláusula de usufructo perpetuo, pidiendo que lo dejaran vivir en sus tierras. Cuando González Ayala adquirió las tierras, trató de dejar sin efecto el acuerdo. Así lo relatan los hijos del ya fallecido don Vicente.

Tras la muerte de don Vicente, González Ayala denunció a uno de sus hijos, Virgilio Montiel Galeano, por invasión, y este a su vez presentó una acción por denuncia falsa. La extitular de Tributación también denunció a Juan Báez, cuñado de Virgilio; y Amelia Montiel, hermana del mismo.

“No van a poder”

La declaración prestada por Virgilio Montiel en sede del Ministerio Público luego de ser denunciado por González Ayala y Santamaría revela supuestas amenazas por parte de la exviceministra cartista.

Montiel relató que luego de que el matrimonio adquiriera las tierras que originalmente fueron vendidas a la firma Ruta 63 SA, Santamaría intentó dejar sin efecto la cláusula de usufructo perpetuo y tanteó ofertas económicas.

Ante el ofrecimiento, Montiel dice haber conversado con su ya fallecido padre para luego devolverle la llamada a Santamaría.

“Allí tomó el teléfono la señora Marta González y me dijo que era mejor que lleguemos a buenos términos, teniendo en cuenta que su marido era abogado y no quería entrar en pleitos”, relató Montiel ante el fiscal Carlos Alcaraz.

“(Dijo) que ella tiene mucho dinero y poder y que nosotros no íbamos a poder hacer nada contra eso”, siguió el testimonio de Montiel en sede fiscal.

En esa misma oportunidad, Montiel dijo que González Ayala y Santamaría se retiraron rápidamente de una mensura cuando se percataron de la existencia de un excedente fiscal lindante con el inmueble donde levantaron su ecorreserva, inmueble en el que habitan con su familia.

Según el relato de Juan Báez, cuñado de Virgilio Montiel, el mismo levantó con mucho esfuerzo una casa para su familia, además de una piscina natural y un mirador para tratar de captar visitas turísticas.

Él es una persona con discapacidad y por eso sentimos más”, manifestó.

“Un día vino la Policía con un juez a echar todo. Con ellos vino Santamaría, Jacinto Santamaría; el esposo de Marta González”, dijo.

“A mí me denunciaron por levantar una casilla para tratar de vender alguna cosa. Me denunciaron como para mandar echar toda mi casa”, recordó Juan Báez. “Me perjudicaron mucho”, siguió.

Don Juan y su familia ya presentaron en 2009 un pedido formal ante el Indert para iniciar el proceso de titulación, acreditando la posesión. “Nunca nos sale. Ellos atajan todo. Ellos ya tienen sus tierras, ¿por qué no nos quieren dar nuestro lugar?”, insistió.

“Nosotros no podemos hacer correr los papeles, porque ellos atajan todo. Cuando sos pobre es difícil andar así. Ellos son luego los jefes. Ella (Marta González) era la que mandaba por ellos”.

Montiel recordó este largo proceso cuando se presentó a prestar declaración testifical y dijo que ya habían intentado desalojar a su hermana, pero que el pedido fue rechazado pues un juzgado de Paraguarí se dio cuenta de que el pedido no correspondía al inmueble de González y Santamaría.

juan.lezcano@abc.com.py