Cae sospechoso de proveer armas a bandas criminales

El conocido comerciante de Salto del Guairá Bruno Da Costa Amaral fue detenido en la tarde de ayer por una comitiva fiscal-policial que allanó la armería de su propiedad, bajo la sospecha de que provee armas de fuego de diversos calibres y municiones a grupos criminales como el PCC y el EPP.

Bruno Da Costa Amaral fue detenido en Salto del Guairá luego del allanamiento de su armería.
Bruno Da Costa Amaral fue detenido en Salto del Guairá luego del allanamiento de su armería.Archivo, ABC Color

SALTO DEL GUAIRÁ (Rosendo Duarte, corresponsal). La casa de venta de armas “Rosi” fue allanada por agentes fiscales y policiales de la Unidad Especializada en Antisecuestro y Antiterrorismo, encabezados por el fiscal Federico Delfino. Los intervinientes se incautaron de una gran cantidad de cartuchos para armas de grueso calibre y armas cortas con selector de tiro, según las fuentes.

Su propietario, Bruno Da Costa Amaral, fue detenido en el lugar. Se trata del hermano mayor de una familia ligada al tráfico de armas en la frontera. Su aprehensión se produjo luego de una investigación abierta contra personas innominadas sobre terrorismo y delitos conexos.

Según los investigadores, existen serias sospechas de que los Da Costa Amaral habrían estado proveyendo armas y municiones a la banda autodenominada Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y al poderoso Primer Comando da Capital (PCC), entre otros grupos criminales que operan en nuestro país.

Durante el allanamiento de la armería en Salto del Guairá, los intervinientes decomisaron un total de 500 cartuchos de grueso calibre, no permitidos para su libre comercialización, así como una pistola marca Glock calibre 9 mm y otra de calibre .45, ambas con selector de tiros, mecanismo que los convierte en poderosas armas automáticas.

Bolívares venezolanos

Bruno Da Costa Amaral está como principal encausado y en pleno proceso de juicio oral y público por el caso de las 628 bolsas de billetes venezolanos (de 100 y 50 bolívares) requisados de su casa en 2017.

Igualmente, están procesados sus hermanos José Andrés y Erilo, además de Luis Alves Da Silva, alias “Sombra”, y Bruno Fromhers Mongelós. Todos ellos están procesados por contrabando, asociación criminal y lavado de dinero.

Sin embargo, Bruno es el único que por ahora está en juicio oral gracias a la ayuda de jueces de Salto del Guairá que sobreseyeron a los demás procesados en el caso.