Piden erradicar histórico hermetismo sobre pasaje

Investigadora de la UNA asegura que con el billetaje electrónico se podría subsanar la falta de información que históricamente se registraba con el Viceministerio de Transporte, para conocer el cálculo del pasaje por el servicio.

La academia desconocía datos referentes al traslado de pasajeros, situación que ahora podría subsanarse con voluntad política.
La academia desconocía datos referentes al traslado de pasajeros, situación que ahora podría subsanarse con voluntad política.Archivo, ABC Color

Cecilia Llamosas, investigadora en política energética y movilidad sostenible del Grupo de Investigación en Sistemas Energéticos (GISE) de la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), afirmó que hace tiempo se registran inconvenientes para acceder a información vinculada al servicio de transporte público de pasajeros. Esta falta de datos y de comunicación con la academia podría subsanarse con la implementación del billetaje electrónico y la existencia del Consejo Asesor del Transporte Público, creado por decreto.

“Históricamente ha habido una grave falencia no solo en el acceso sino en la propia existencia de datos relevantes, suficientes y actualizados para poder realizar cualquier tipo de análisis, ya sea desde el ámbito técnico dentro del gobierno, desde la academia o cualquier otro sector”, sostuvo.

Entre los motivos, consideró como causales por un lado, la superposición de interlocutores y responsabilidades en lo que atañe al servicio de transporte público, ya que se encuentran tres actores, que son VMT, municipios y la Dirección Nacional de Tránsito (Dinatran), así como la inexistencia de instrumentos de colección de datos sistemáticos sobre transporte y movilidad y por el otro, la falta de comunicación entre la academia y los tomadores de decisiones.

“A partir de la implementación de cobro electrónico, el servicio del transporte público de pasajeros en el Área Metropolitana será el servicio con más datos detallados y exactos disponibles para análisis”, dijo. Este sistema abre la oportunidad única de que con transparencia se pueda realizar una “radiografía” de los verdaderos costos de prestar el servicio, de los patrones de uso del mismo y las dificultades, desafíos y oportunidades que se presentan a la hora de buscar garantizar un servicio de transporte publico de calidad, evaluó.

Así, se podrían realizar ajustes necesarios para que, de constatarse un cambio en las variables de la tarifa, como se da ahora con el aumento del gasoíl, la gente no se encuentre expuesta a fluctuaciones en el precio del pasaje, situación que se da con el cálculo actual.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD