Ante pedido de denuncia “formal”, recuerdan a la SET que hasta ahora aplican Ley del ‘ñembotavy’ a trazabilidad

Ante el estudio sobre la “Superproducción Tabacalera en Paraguay” realiado por el Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep), donde se expusieron indicios de evasión impositiva y contrabando en la venta de cigarrillos, el titular de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) pidió que se presente un denuncia formal. Fernando Masi, uno de los encargados del estudio ratificó la validez de sus estimaciones y le recordó a la SET que desde 2015 y 2018 cuentan con leyes para realizar la trazabilidad, pero no aplican por “falta de reglamentación”.

Hasta tinglados tenían en el terreno de Itaipú para acopiar los cigarrillos y luego pasarlos de contrabando al Brasil.
Hasta tinglados tenían en el terreno de Itaipú para acopiar los cigarrillos y luego pasarlos de contrabando al Brasil.

“No conozco internamente como la SET opera con los datos del Banco Central del Paraguay (BCP) y que tipo de cooperación existe con el BCP en esta material y otras. Lo que si es importante destacar es que existe dos leyes que fueron promulgadas en el 2015 y 2018 para justamente hacer este tipo de cruzamientos, que es un sistema de trazabilidad del tabaco”, recordó Masi, en respuesta a Orué, que no solo pidió “denuncia formal”, sino que también cuestionó la “metodología” del estudio.

Masi también le recordó a Orué, sin afán de polemizar pero sí de refutar sus cuestionamientos, que efectivamente el estudio es una estimación, pero realizada en base a datos oficiales del BCP, de la SET y otras instituciones. Le insistió igualmente que si quieren obtener los datos más preciso, pueden recurrir a las leyes de Trazabilidad que tiene aprobadas, pero que no aplican por falta de reglamentación.

“Estas leyes de 2015 y 2018 se hacen en el marco de un acuerdo que hemos firmado con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el control del tabaco, por tanto tienen estos contenido del control del tabaco y también desde 2018 tienen control de las operaciones ilícitas del tabaco y de la evasión tributaria, esas leyes no están siendo implementadas”, cuestionó el economista.

En la presentación que acompaña esta nota se puden ver los detalles de la metodología utilizada para las estimaciones, que son un método científico académicamente aceptado, y que toma en cuenta por ejemplo datos como el de importación de insumos para la laboración de cigarrillos, tales como los filtros y otros, en contrapartida a las ventas locales y exportaciones declaradas legalmente.

Es tomando esos datos objetivos que constan en Tributación y otras instituciones oficiales que se aprecia una diferencia de alrededor de 2.400 millones de cajetillas año cuyo destino se desconocen, ya no se consumieron en nuestro país y tampoco figuran como exportadas.

A modo de ejemplo, para cubrir dicha diferencia, cada uno de los más de 7 millones de compatriota, incluido niños e incluso gestantes, deberían de fumar 340 cajetillas de cigarrillo al año, o en su defecto, la explicación más lógica es que se están contrabandeando al Brasil, lo que por cierto se condice con las incautaciones periódicas que se realizan en el vecino país.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05