Piden auditoría a la Caja Parlamentaria

La diputada Celeste Amarilla (PLRA) anunció que planteará la próxima semana una auditoría de la Caja de Jubilaciones y Pensiones del Congreso. Comentó que la semana pasada ganó al Fondo de Jubilaciones una demanda ante la Corte.

Comentó que la Caja Parlamentaria le debe pagar cerca de G. 90 millones de pensiones atrasadas, más los intereses y las costas del abogado. “Si quiero ir mas allá puedo entablar daños y perjuicios y le voy a ganar también”, dijo al solicitar que el representante de diputados, Néstor Ferrer (ANR, HC), explique qué hizo para evitar que ella les ganara. Dijo que planteará el pedido por escrito para que le informen cuándo le pagarán.

Amarilla relató que en el 2018, cuando asumió su banca, recibió una nota firmada por la parlasuriana Blanca Lila Mignarro (PLRA). Mencionó que en ese tiempo aún no se incluía en la Caja de Jubilaciones al Parlasur.

Indicó que sin tener ninguna representación porque el Parlasur no formaba parte de la Caja, Mignarro le comunicó que a partir de ese momento la pensión que cobraba de su esposo fallecido, Anki Boccia, exdiputado liberal, se le iba a suspender los cobros de pensión y jubilación porque eran incompatibles en una misma persona.

La diputada mencionó que solicitó una resolución porque, según dijo, para ella la nota no tenía valor, porque Mignarro ya no era senadora y que por tal motivo no podía ser presidenta de la Caja. Mencionó que le remitieron la resolución firmada por Mignarro y por los demás miembros del Consejo ratificando lo mismo.

Amarilla mencionó que la cifra mensual de la pensión era de G. 2 millones y que los ministros de la Corte por unanimidad señalaron la ignorancia supina de quiénes manejan la Caja.