Camarista recusado por Tomás Rivas se aparta del caso “caseros de oro”

El camarista Gustavo Ocampos González se allanó a la recusación promovida por la defensa del diputado cartista Tomás Rivas, que la semana pasada argumentó que el miembro del Tribunal de Apelación “se mostró reticente” a entender en la causa del legislador acusado de estafa.

Diputado Tomás Fidelino Rivas (ANR -  Honor Colorado), acusado de estafa por el caso de sus “caseros de oro”.
Con camisa azul, el diputado Tomás Fidelino Rivas (ANR, Honor Colorado), acusado de estafa por el caso de sus “caseros de oro”.Archivo, ABC Color

El proceso que enfrenta el diputado colorado Tomás Fidelino Rivas por supuesta estafa en el caso de sus “caseros de oro” sigue estancado en la Cámara de Apelaciones, donde debe resolverse el recurso planteado por la defensa del parlamentario en contra de la resolución del juez de garantías Raúl Florentín, que elevó a juicio oral y público la causa.

El camarista Gustavo Ocampos González, a quien la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia confirmó en el tribunal que tiene a su cargo la resolución de la apelación que planteó el parlamentario acusado de supuesta estafa y fue recusado la semana pasada por la defensa de Rivas, resolvió allanarse al recurso planteado y se apartó del proceso.

En su recusación, la defensa alegó que Ocampos González “ha manifestado que el magistrado Dr. Emiliano Rolón Fernández no debía excusarse y se mostró reticente en entender en esta causa que me afecta personalmente (...) lo que me permite inferir que el mismo no está en condiciones objetivas para juzgarme mi causa con absoluta imparcialidad como lo exige el artículo 3 de la CN”.

Agregó que existe una visión “bastante distorsionada” por parte de los medios de comunicación sobre la causa conocida como “caseros de oro”, argumentando que el ejercicio de sus derechos procesales es publicitado como chicanas para evitar el avance del proceso. Al respecto, Rivas indica que sus agravios siempre se sujetaron a normas constitucionales y legales que acreditan su postura.

Atendiendo a la decisión de Ocampos González, ahora se debe designar por sorteo a otro camarista para que integre el tribunal de apelación junto a los magistrados Arnulfo Arias y Óscar Rodríguez Kennedy, a fin de resolver el recurso planteado por la defensa del diputado Rivas.

A juicio por estafa

La apelación que planteó la defensa del diputado Tomás Rivas es contra la resolución del juez Raúl Florentín, quien el 2 de diciembre de 2020 elevó a juicio oral y público la causa que el legislador afronta por supuesta estafa en el caso de sus “caseros de oro”, Lucio Romero, Reinaldo Chaparro y Nery Franco González, quienes fueron hallados culpables como autores del hecho punible y condenados por el caso.

La Fiscalía había acusado a Tomás Rivas por estafa, en calidad de autor, y cobro indebido de honorarios en carácter de cómplice de sus caseros Reinaldo Chaparro, Lucio Romero Caballero y Nery Franco González, quienes a fines de agosto fueron condenados a 3 años y a 2 años y medio, respectivamente, pero solo por estafa.

Atendiendo a dicho fallo, el juez Raúl Florentín decidió que el diputado cartista sea juzgado solo por el delito de estafa, con el argumento de que la acusación del Ministerio Público por cobro indebido de honorarios fue en carácter de cómplice y, teniendo en cuenta que los tres acusados como autores del hecho punible terminaron absueltos, no tiene sentido seguir un proceso penal en calidad de cómplice.