Exsenador González Daher opera a favor de su hijo que busca continuar en la Junta Municipal de Luque

LUQUE. El exsenador Óscar González Daher opera de coordinador en la candidatura de su hijo, el concejal Óscar Rubén González Chaves, quien busca su cuarto periodo en la Junta Municipal de la mano de la misma corriente por la cual el actual intendente de Luque Carlos Echeverría, busca ser reelecto en su segundo periodo como jefe comunal. Según fuentes, anoche, “caudillos colorados” se reunieron en masa en la casa del exparlamentario para definir detalles para las elecciones del domingo próximo.

La orden expresa del exparlamentario habría sido la de conseguir la mayor cantidad de personas que apoyen la candidatura de su hijo, actual edil municipal.   Óscar González Daher es el que viste remera blanca con rayas oscuras
La orden expresa del exparlamentario habría sido la de conseguir la mayor cantidad de personas que apoyen la candidatura de su hijo.

Una gran cantidad de colorados, dirigentes de base, llegaron anoche hasta la casa del exsenador colorado cartista Óscar González Daher, ubicado en el centro de esta ciudad. El motivo del encuentro, según los datos proporcionados por nuestras fuentes, fue la de coordinar el traslado de los votantes a los locales de votación el próximo domingo. La orden expresa del exparlamentario habría sido la de conseguir la mayor cantidad de personas que apoyen la candidatura de su hijo, actual edil municipal.

Óscar Rubén González Chaves ocupó por primera vez un lugar en la Junta Municipal de Luque durante el periodo 2005-2010, junto al intendente Raúl Karjallo (ANR), cuñado de su tío Ramón González Daher. Luego fue electo nuevamente para el periodo 2010 – 2015, tiempo en que el doctor César Meza Bría (PLRA) fue jefe comunal y su tercer periodo comenzó en 2015 hasta ahora, junto con el intendente Carlos Echeverría (ANR). El próximo domingo buscará un lugar con miras a su cuarto periodo.

Antecedentes

Durante su primer periodo como edil municipal, González Chaves protagonizó un vergonzoso incidente durante la sesión del órgano deliberativo. El mismo era presidente de la Junta Municipal y propinó varios golpes al vicepresidente, Ricardo Núñez (ANR), opositor de su padre Óscar González Daher. El concejal González Chávez dijo que reaccionó ante las continuas agresiones verbales que su correligionario Núñez hizo en su contra y de su padre, así como contra la gestión del intendente Vicente Raúl Karjallo.

La agresión se originó cuando se trató una medida cautelar firmada por la jueza electoral María del Carmen Novais, mediante la cual prohibió la permanencia en la sesión de la Junta Municipal al edil Justo Manuel Marecos (ANR). Según los ediles opositores de aquel entonces, la resolución judicial no fue más que una artimaña de los colorados partidarios del intendente Raúl Karjallo para reemplazar a Marecos por alguien “servil”. Aseguraron que como el afectado estaba en contra de la aprobación de la reprogramación presupuestaria de G. 6.300 millones solicitada por el jefe comunal, lo querían “quitar del camino”.

Rubén González Chaves aparece junto a su padre en el escándalo de los audios filtrados en 2017. El mismo se autodenominó en ese entonces “el hijo del patrón” y ordenó atajar una imputación vinculada a miembros del Primer Comando Capital (PCC) que tomó por asalto Ciudad del Este en abril de ese año. Esto fue revelado un audio de una conversación entre Rubén y Raúl Fernández Lippmann, secretario de González Daher. En otro audio, el exlegislador luqueño conversa con Fernández sobre la situación jurídica de Jarvis Chimenes Pavão.

También, el edil luqueño enfrenta un juicio oral junto a su padre el exsenador Óscar González Daher por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y declaración falsa. El juicio se encuentra en la etapa de producción de las pruebas periciales ofrecidas por los fiscales de la unidad de Delitos Económicos y Anticorrupción Liliana Alcaraz y Francisco Cabrera.

El abogado Claudio Lovera, defensor de OGD y su hijo, aseguró que hasta ahora no existe un solo elemento que involucre a sus clientes en los hechos acusados por el Ministerio Público.

Según la acusación fiscal, Óscar González Daher no puede justificar el origen de más de G. 6.000 millones, acumulados entre los años 2008 y 2018; mientras que Óscar González Chaves no puede explicar el origen de más de G. 51.000 millones y US$ 82.000, desde el 2009 hasta el 2018, tiempo en el que se desempeñó como concejal municipal de Luque por el Partido Colorado.

La Fiscalía afirma que ambos hacían lavar su dinero a través de la inmobiliaria Príncipe Di Savoia, que fue creada en el año 2009. En la acusación se afirma que es una empresa de fachada y que desde un principio fue administrada por Óscar González Daher y su hijo, pese a que en su conformación aparecen otros accionistas.

Este es el primer caso en ser juzgado por el tribunal especializado en delitos económicos, integrado por los jueces Yolanda Portillo, Yolanda Morel y Jesús Riera.