La millonaria “obra de oro” que no es de ñandutí, ni es pasarela, según denuncian

Esta mañana el ciudadano César Caballero -inocentemente- intentó utilizar la conocida y cuestionada “Pasarela de Ñanduti”, nada más para confirmar que es el ornamento más caro del gobierno de Mario Abdo Benitez, ya que al llegar, encontró el portón llaveado y por ende, la obra es totalmente inútil para la que debería ser su función principal, ayudar a los transeúntes a cruzar la peligrosa Avda. Ñu Guasú.

“Tarde casi tres en cruzar todo este, mirá... y está cerrado, para qué gastaron millonadas, se endeudaron, quilombo para hacer esta ‘hermosa escultura’, pero oñemboty (cierran)”, se escucha decir ofuscado Caballero en un video, en el cual evidencia que el portón de la pasarela se encontraba cerrado.

La cuestionada obra que costó G. 14.521 millones (unos US$ 2,1 millones apróximadamente) y que debería de unir la sede de la Comité Olímpico Paraguayo con el Parque Ñu Guasú, no solo acumula sospechas de estar sobrefacturada y que la licitación se direccionó a la empresa Engineering, sino que ni siquiera cumple con su más básica labor.

Cabe recordar que en la Autopista Ñu Guasú no está habilitado el paso a nivel de peatones, por lo que estas pasarelas son la única opción segura para los peatones de la zona. Luego de reclamar efusivamente en el dulce guaraní, acotó: “Que lo que se le ocurre a ustedes gente para hacer semejante estupidez” y consideró a los responsables como mínimo les falta “cinto”.