Fiscala pide prisión de tía y primos de dos niñas rescatadas en Limpio

La agente fiscal Elena Fiore presentó imputación y solicitó al juzgado penal de garantías la aplicación de medidas cautelares contra la tía y dos primos, de dos niñas de 5 y 11 años, quienes eran maltratadas y tratadas como criaditas. Incluso una de ellas presentaba una fractura en un brazo.

Agentes policiales y la fiscala Elena Fiore allanaron una vivienda y rescataron a dos niñas, 5 y 11 años, que eran maltratadas brutalmente por su tía y primos.
Agentes policiales y la fiscala Elena Fiore allanaron una vivienda y rescataron a dos niñas, 5 y 11 años, que eran maltratadas brutalmente por su tía y primos.Gentileza Policía Nacional

Poco después de este mediodía, la agente fiscal Elena Fiore presentó imputación por los hechos punibles de violencia familiar, violación del deber legal de cuidado y omisión de auxilio, en calidad de autor, contra la tía de 45 años de las dos pequeñas.

En tanto que a los primos, de 26 y 19 años, de las víctimas la fiscala imputó por violencia familiar y omisión de auxilio, también en calidad de autores.

Así también la representante del Ministerio Público solicitó la aplicación de la prisión preventiva contra los procesados ante el juzgado penal de Garantías de Limpio, a cargo de la jueza Elsa Idoyaga.

Entre la noche del martes y primeras horas de este miércoles, una comitiva encabezada por la fiscala del caso y agentes de la comisaría 9ª Central de Limpio, allanó una vivienda en la fracción Nueva Asunción de esta ciudad, donde detuvieron a la mujer de 45 años y su hijo de 26 años, tía y primo de las niñas de 5 y 11 años que, según denuncia realizada por una de las vecinas, eran maltratadas por sus familiares.

“Le llevamos a la niña al hospital del Indi, que es el que atiende actualmente para los diagnósticos médicos, y el médico halló que no solo presentaba hematomas a nivel del rostro sino que además, presentaba una fractura en el brazo, por lo que se hizo el correspondiente rayo X, que tenemos como elemento indiciario de que estamos ante un hecho de violencia familiar, lesión grave y omisión de auxilio”, relató la fiscala.

La niña de 11 años, quien presenta un golpe en zona de la cabeza y algunos hematomas, es quien contó a una vecina que desde hace siete días aproximadamente están así, y que fue la tía la que le pegó con un palo a su hermana menor y a consecuencia del golpe le rompió el brazo. Esta última además, tiene un hematoma en el ojo.

Sobre la condición de la niña de 5 años, la fiscala expuso que debe ser sometida a una cirugía por la fractura de uno de sus brazos y también debe ser analizada por un oftalmólogo, pues hay riesgos de que queden secuelas en su ojo.

La fiscala añadió que ambas niñas fueron apartadas de la madre, por situaciones poco claras, pero la guarda fue otorgada judicialmente a la tía materna hace un año.

“Por esto es que tenemos un hecho de violencia familiar, porque esta persona no solo es la guardadora por disposición judicial, sino que además es la tía de las nenas. También tenemos omisión de auxilio, porque no le auxilió a un hospital”, explicó.

Así también aclaró que “la investigación alcanza a los hijos de la tía porque no podemos decir que desconocían, porque pasó hace siete días, y lleva un tiempo para que aparezcan los hematomas y tampoco auxiliaron a las niñas”.

Por último resaltó que las pequeñas “estaban en situación de criadazgo. Todos los vecinos colindantes manejaban que las niñas eran maltratadas. No eran tratadas como niñas sino que eran como criaditas, lo que se evidencia en la mano de la nena de 11 años que está con callosidad por trabajos pesados realizados en la casa”.