Esta siesta se inician los alegatos en caso de “tragada” de fondos de la Caja de Jubilados Bancarios

El tribunal de sentencia convocó para esta siesta a la Fiscalía, querella adhesiva y defensa del acusado Rodrigo Amarilla para proseguir el juicio oral con la exposición de los alegatos finales de las partes. César Rodrigo Amarilla está procesado por un supuesto perjuicio de casi G. 4.000 millones causado supuestamente a la Caja de Jubilados Bancarios.

Juicio oral a César Rodrigo Amarilla, exgerente de la Caja de Jubilados Bancarios, procesado por lesión de confianza.
Juicio oral a César Rodrigo Amarilla, exgerente de la Caja de Jubilados Bancarios, procesado por lesión de confianza.

El presidente del tribunal de sentencia, Elio Rubén Ovelar, convocó para esta siesta la prosecución del juicio oral y público con la exposición de los alegatos finales por parte de la fiscala de Delitos Económicos y Anticorrupción, Lidia Victoria Acuña Ricardo, así como de la querella adhesiva que tiene a la abogada Romina Rolón como representante.

Por parte del acusado César Rodrigo Amarilla, la defensa técnica es asumida por el ex fiscal general del Estado Rubén Candia Amarilla, quien defiende a su sobrino.

Los jubilados denunciaron que en el transcurso del juicio oral, el juez Ovelar ha dejado entrever de forma indisimulada su parcialismo hacia el acusado César Rodrigo amarilla, al decir que las operaciones que realizó éste podrían no constituir delito.

Antecedentes del caso

Según lo que revela la acusación del Ministerio Público, siempre y de acuerdo a los hechos presentados, mediante la maquinación de créditos, la Caja Bancaria de Jubilaciones y Pensiones de Empleados de Bancos y Afines habría sufrido una afectación negativa de su patrimonio equivalente a la suma de G. 401.300.236, que podría incrementarse a la suma de G. 3.791.490.072, resultantes de la diferencia entre los intereses de los créditos promocionales ofrecidos por Karakú y los que correspondían a los créditos que dichas personas poseían anteriormente, que habría dejado de percibir la Caja de Jubilaciones por su cancelación anticipada.

La intermediación para cancelación anticipada de créditos que habían contraído los jubilados con la Caja Bancaria se perpetró a través de la “Financiera Karaku SRL”, cuyo titular era el acusado y procesado en el juicio oral César Rodrigo Amarilla.

El efecto de las cancelaciones fraguadas entre mayo y noviembre del año 2016 se refleja en la alarmante disminución de G. 84.000 millones en el ejercicio del año 2017 y en los ejercicios financieros siguientes, indican los reportes.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.