Adolescente que mató a chipero en asalto, en prisión

La jueza penal de la adolescencia Edith Coronel confirmó hoy que la adolescente de 14 años que asesinó a un chipero en el Mercado de Abasto, a fines de agosto pasado, cumple prisión preventiva en el Centro Educativo Virgen de Fátima.

Agentes policiales inspeccionan el lugar donde ser produjo el crimen del chipero Albino Tama, en la mañana del 30 de agosto pasado.
Agentes policiales inspeccionan el lugar donde ser produjo el crimen del chipero Albino Tama, en la mañana del 30 de agosto pasado.gentileza

Ante versiones que circularon en redes sociales de que la joven habría recuperado su libertad, contactamos con la magistrada para conocer las circunstancias en que se habría producido la supuesta liberación.

Sin embargo, esta negó que haya dispuesto tal medida y afirmó que la joven se encuentra con prisión preventiva en el Centro Educativo Virgen de Fátima. El fiscal Luis Chamorro también confirmó esta información.

La mañana del lunes 30 de agosto pasado, el chipero Albino Evaristo Tama, de 50 años, vecino de la ciudad de Ñemby, contaba su recaudación del día en una parada de colectivo frente al Mercado de Abasto, cuando fue asaltado por la adolescente.

La niña despojó de su riñonera al vendedor ambulante y se produjo una persecución de aproximadamente 10 metros, donde el chipero alcanzó a la niña, quien, en ese instante, arrojó el objeto robado a su cómplice Walter Escobar.

Allí, la menor de edad giró y le propinó dos puñaladas: una en el cuello y otra en el corazón, que acabaron con la vida del trabajador en cuestión de segundos.

“Una persona de sexo femenino intenta asaltar al señor, este se resiste y con un cuchillo casero corta la riñonera del señor y luego procede a clavarle en el pecho”, relató el subcomisario Christian Lugo, subjefe de la Comisaría 16ª Metropolitana, en las primeras declaraciones concedidas a ABC Cardinal.

La niña fue detenida una hora después en una casa abandonada ubicada en la parte posterior del mercado y es conocida por robar en la zona, precisó Lugo. La sospechosa -que cuenta con un historial de abandono y consumo de drogas y vivía en las calles desde los 11 años- admitió el hecho. Desde entonces, se decretó su prisión en el reclusorio donde se encuentra hasta la fecha.

Según se supo posteriormente, Albino Tama tenía su puesto de venta en la zona del Hospital Materno Infantil del barrio San Pablo de Asunción. Al término de la jornada laboral, el hombre se dirigió al Mercado de Abasto para realizar compras con la ganancia del día.