Inician obra de polideportivo en un predio en litigio judicial en Carapeguá

CARAPEGUÁ. El inmueble destinado para la construcción del polideportivo, que demandará a la Gobernación de Paraguarí una inversión de G. 2.000 millones, se pretende instalar en un predio que está en litigio judicial. El que dice ser propietario de unas 11 hectáreas de tierras en el barrio Santo Domingo, de este distrito, Cándido Verón, inició una denuncia a la Municipalidad local, porque considera que se está invadiendo su inmueble y no se está respetando el derecho a la propiedad privada.

El predio donde se está construyendo el polideportivo está en litigio judicial
El predio donde se construye el polideportivo está en litigio judicial.

El ambicioso proyecto de la construcción de un polideportivo, criticado por algunos y aplaudido por otros, se está desarrollando en un predio de una hectárea, que presumiblemente cuenta con superposición de título de propiedad.

El denunciante Cándido Verón cuenta con el título madre que data de 1913. Lo llamativo del caso es que la Municipalidad presentó un título del 2008. El predio donado a la Municipalidad fue propiedad del exintendente Ismael Cáceres, quien en el 2008 transfirió el terreno a su hermano mayor Herminio Cáceres.

Inversión de G. 2.000 millones declarado de interés municipal

La Gobernación de Paraguarí tiene previsto invertir en el proyecto del polideportivo G. 2.000 millones. La Junta Municipal por mayoría de sus miembros había declarado de interés municipal dicha obra.

El gobierno departamental asumió el compromiso del diseño de la obra y financiamiento de la construcción del polideportivo. Mientras que la Municipalidad como contrapartida tenía que poner un inmueble de una hectárea. Sin embargo, el predio está en litigio.

La misma finca de diferentes dueños donde por una parte la Municipalidad tiene un título que le transfirió Cáceres a la comuna. Y por otro lado está Cándido Verón, quien asegura que existe un título matriz que data de 1913 y que la última transferencia de 11 hectáreas de tierras se había realizado en 1984 entre Ramona Figueredo Jara de Ojeda a favor del norteamericano Weldon Arnold Mauney.

El norteamericano sobre esas tierras había otorgado poder general a Cándido Verón para la administración de sus tierras y también se celebró un contrato de compra y venta de la finca, según explicó el abogado defensor de Verón, César Matoza.

Procedimiento judicial

El abogado Matoza agregó que cuando la Gobernación de Paraguarí comenzó los trabajos de cargada del terreno, se enteró Verón y solicitó a la jueza de Paraguarí Liduvina Otazú de Mereles una orden de no innovar. La jueza se constituyó en el predio, labró acta y dictó la medida cautelar de no innovar. Sin embargo, cuatro días después, volvió a revocar dicha decisión dictada sobre la finca N° 4888, Padrón N° 493, y lo hizo presumiblemente por presiones políticas, explicó el profesional de derecho.

Aquí solo se pide respetar la propiedad privada, nadie está en contra del polideportivo, solo se pide que pare la obra hasta tanto se tenga una sentencia definitiva y la justicia pueda decir quién de los dos tiene el título legal.

La jueza Liduvina Otazú explicó que solo a través de una reivindicación de inmueble y nulidad de título se podrá determinar quién es el propietario, la Municipalidad o Verón. Dijo que la medida cautelar de no innovar levantó porque al expediente se agregaron un título del norteamericano Weldon Arnold Mauney y un contrato privado de compra y venta que Verón firmó con Mauney, en el 2013. Pero dicho contrato no es aún oponible a tercero. Por eso revocó la medida de no innovar y prosiguen las actividades para el polideportivo.

Explicó que Verón debe plantear alguna demanda para hacer valer su contrato privado. Pero nadie le pidió eso. Una mensura sobre la misma finca en litigio en la época de la jueza Nancy Cabrera fue anulada por la Cámara de Apelación. Y el perito había concluido que el inmueble del norteamericano, que hoy pasó a poder de Verón, está ocupado por otras fincas.

En conversación con el intendente local, Carlos Amarilla (ANR), dijo que en el 2019 se había realizado una mensura judicial que le otorgó a Verón en ese entonces la jueza Nancy Cabrera. Pero Cáceres apeló y el Tribunal de Sentencia salió a su favor.

Desde ese entonces nadie más se ocupó del inmueble hasta ahora que es llamativo que vuelvan a gestionar. Aquí la cosa es sencilla, sobre un interés particular debe primar el interés general y está de acuerdo que la obra siga adelante porque es el anhelo de todos los carapegüeños.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05