Multitudinaria concurrencia en festejo de la Virgen de la Medalla Milagrosa

FERNANDO DE LA MORA. Luego de un año pandémico en el que se celebró a puertas cerradas y con una misa transmitida de forma telemática, hoy se celebró la festividad de la Virgen de la Medalla Milagrosa con una multitudinaria concurrencia. Todos los bancos estuvieron ocupados, además de las sillas que se distribuyeron en los costados y en la entrada de la parroquia.

Multitudinaria concurrencia en la parroquia de la Virgen de la Medalla Milagrosa.
Multitudinaria concurrencia en la parroquia de la Virgen de la Medalla Milagrosa.Lucia González

La parroquia fue adornada de una manera muy especial a la espera de todos los feligreses. Con papel crepé y adornos de todos los colores vistieron a la casa de madre de Jesús. La eremita, que este año al igual que la imagen que se encuentra dentro del templo, estuvo adornada con bellas plantas como helechos y flores de todos los colores.

El párroco, Lucio Aranda, ofició la misa central en compañía de los sacerdotes Narciso Velázquez y Luis Arce. Durante la homilía el padre llamó a todos los parroquianos a ser humildes y a compartir la palabra de Dios, así como realizar los servicios pastolares con satisfacción.

“El apostolado del laico se debe llevar con alegría. La catequesis, asistir a los enfermos, servir a la Iglesia. Todo esto debemos hacerlo con alegría. Llevar presente a Cristo resucitado en las comunidades es un apostolado”, dijo el párroco durante la homilía.

Al término de la homilía, el padre dedicó un espacio de la celebración para agradecer a todas las personas que contribuyeron para el hermoseamiento del nuevo lugar de la Virgen de la Medalla Milagrosa, que está revestida de pedazos de mármol y se encuentra ahora en un espacio más aireado con la inscripción en la parte inferior que dice: “Ecce ancilla Dómini”, que traducida del latín significa “He aquí la esclava del Señor”.

Recordó también a la Virgen peregrina, que se encuentra en un lugar que lleva el nombre de eremita, y que es un lugar especial para todos los feligreses, donde encuentran consuelo y comunicación con la madre de Dios.

Como broche de oro el párroco pidió a todos los asistentes que sostengan sus medallas y objetos y pidió rezar la consagración a la Virgen de la Medalla Milagrosa, que consiste en darle paso a la Virgen para que ingrese a la vida de los fieles.

Al término de la misa se realizó el tradicional sorteo en donde se rifó por la suma de G. 10.000 una cantidad de 13 obsequios, que fueron sorteados entre los asistentes dentro del templo. Entre los premios se encuentran una heladera, una TV plasma, premios en efectivo y una biblia latinoamericana.

El encuentro se realizó teniendo en cuenta las medidas sanitarias. Ningún asistente estuvo sin el tapabocas ni durante ni después de la misa.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.