Avenida Nanawa: vergüenza luqueña

En Luque, la avenida Nanawa luce sus mejores baches y “cráteres” cubiertos de agua servida. La muy transitada arteria de la ciudad soporta un gran tráfico, que incluye enormes cigüeñas. Increíblemente, uno de esos camiones quedó atascado en medio de los baches. La vergüenza luqueña afecta a todos, ni qué decir a los que intentan cruzar la calle a pie.

En Luque, la avenida Nanawa luce sus mejores baches y "cráteres" cubiertos de agua servida.
En Luque, la avenida Nanawa luce sus mejores baches y "cráteres" cubiertos de agua servida.

El cronista de ABC Noticias Primera reportó que la avenida Nanawa, que atraviesa un sector importante de Luque, se parece más a la Luna con sus enormes “cráteres”. La imagen de todos los días es la que sufren los autos y las motocicletas que se rompen al transitar por aquí.

El calamitoso estado de la avenida Nanawa se inició hace más de seis meses y hasta hoy las autoridades, como el intendente que reasumió su cargo, Carlos Echeverría, no se dignaron a pasar y siquiera tomar fotos, dijo un poblador.

“Es una verdadera odisea circular por acá”, opinó otro que comentó que un camión cigüeña se quedó en los baches y nadie se hizo cargo, provocando a su vez un gran congestionamiento en el lugar.

La gente está cansada, el tramo cercano al Colegio de Oficiales es un lugar muy concurrido, pero si no caés en un pozo, no hay forma de “chulear baches chicos y cráteres” que se suceden; un auto bajo o chico probablemente no salga entero de aquí.

Avenida con “cráteres” y agua servida

Cruzar a pie por la avenida Nanawa produce auténticos nervios, ya que no es posible hacerlo sin mojarse con el agua sucia y hasta caer en una de las numerosas zanjas.

Un vecino dijo que hace añares la avenida muestra esta imagen, que empeora cuando llueve y se convierte en un río.

Una vergüenza luqueña que hace padecer a diario a sus usuarios.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.