Desde facturas falsas a pagos doble por obras antiguas suman en Central

El cartista Hugo Javier González, imputado gobernador del departamento Central, sigue sumando irregularidades a su gestión a medida que salen a la luz informes de instituciones de control. Facturas falsificadas, pagos por obras que ya existían, funcionarios que aparecían como proveedores y desembolsos sin respaldo documental son tan solo algunos de los hechos que diputados del Partido Colorado decidieron obviar para salvar al exanimador.

Hugo Javier González, gobernador de Central, en Tribunales.
Hugo Javier González, gobernador de Central, en Tribunales.Arcenio Acuña Rojas

Facturas falsas, desembolsos a oenegés sin respaldo documental, obras inexistentes o de pésima calidad, pagos dobles por trabajos antiguos y de pésima calidad. Estas son tan solo algunas de las incontables irregularidades que salpican a la gestión del imputado Hugo Javier González (ANR, cartista) al frente de la Gobernación del Departamento Central.

A pesar de que existen informes de cuatro instituciones de control y una imputación por parte del Ministerio Público, diputados colorados que responden a los movimientos “adversarios” Honor Colorado y Colorado Añetete, salvaron al exanimador de una intervención a la institución que está bajo su mando.

El escándalo se inició a mediados del año pasado, cuando supuestos “proveedores” denunciaron que nunca realizaron trabajo alguno para el Centro Integral de Apoyo Profesional (CIAP), una ONG que recibió desembolsos del fondo de emergencia por parte de la Gobernación de Central.

La última gota es un lapidario informe de la Contraloría General de la República (CGR) revela una serie de graves irregularidades como pagos por obras que ya existían, trabajos que fueron recibidos sin haberse concluido o con paupérrima calidad.

El documento señala además en una de sus observaciones que ni la Gobernación de Central ni la ONG CIAP realizaron fiscalización alguna a las obras que fueron realizadas a través de esta última.

En concreto, el ente de control señala que las obras ejecutadas a través de la Fundación CIAP, por valor de G. 5.105 millones, “no contaron con una fiscalización por parte de la Fundación ni de la Gobernación”.

A todo esto se suma que la Gobernación destinó unos G. 390 millones para la construcción del asfalto de acceso al Consejo Regional de Salud y Parque Sanitario ubicado en la sede de la Gobernación. Sin embargo, esa obra ya existía mucho antes del contrato.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.