Clínicas registra menos consultas de adolescentes embarazadas

Las consultas prenatales disminuyen y aumentan las del tipo ginecológico de no embarazadas en la Unidad Ñangareko de la Cátedra y Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Clínicas, de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNA. Aseguran que esto podría deberse a que apuntan a la educación para tratar de postergar el inicio de las relaciones sexuales, por la prevalencia de enfermedades de trasmisión sexual y por el riesgo del embarazo no planificado.

Adolescentes embarazadas, imagen referencial.
Adolescentes embarazadas, imagen referencial.

La coordinadora médica del espacio Ñangareko, Dra. Celia Vázquez, especialista en ginecología y obstetricia y en ginecología de la infancia y adolescencia, informó que en el 2021 el total de pacientes de 10 a 19 atendidas fue 1.392, en la Unidad del Adolescente Ñangareko. De estas, el 40% acudieron para atención prenatal.

Lea más: Este año, ya se registraron 8.827 embarazados entre adolescentes de 10 a 19 años

Por su parte, un 38% correspondía a consultas ginecológicas de no embarazadas y 22% para planificación. Hasta antes de la pandemia las consultas prenatales estaban entre el 60 y 70% en este grupo etario, por lo que se estaría cumpliendo paso a paso uno de los objetivos de la Unidad, según dijo.

Se trata de un consultorio diferenciado para atención a adolescentes de 10 a 19 años, quienes pueden acudir solas o acompañadas para consultas varias, en que se abarca toda la parte ginecológica del adolescente, crecimiento y desarrollo. Igualmente, trastornos menstruales, situaciones de molestias abdominales, flujos vaginales.

Lea también: Derechos sexuales y reproductivos en tiempos de pandemia

Además, en Ñangareko, creado en el 2017 con el apoyo de la Fundación Juan Rassmuss Echecopar, se asiste de manera integral a las adolescentes embarazadas. Abarca la parte de anticoncepción pura, que en la cátedra se llama planificación familiar, pero por tratarse de anticonceptivos, pone énfasis en la educación para evitar los embarazos no planificados y enfermedades de trasmisión sexual.

Las interesadas deben acudir directamente al consultorio de Ñangareko, de lunes a viernes, de 7:00 a 12:00, donde la atención es por orden de llegada, informó la doctora Vázquez. Próximamente quieren volver a habilitar la atención hasta las 17:00, ya que el horario se había disminuido por la pandemia.

El espacio cuenta también con un teléfono al cual pueden llamar a consultar, escribiendo mensajes por WhatsApp al (0986) 576-402. La primera consulta de una adolescente embarazada se realiza con una evaluación psicóloga y de ser necesario la profesional le seguirá acompañando citándole para otras consultas.

Embarazadas

La coordinadora médica del espacio Ñangareko indicó que tienen un promedio de 10 pacientes de adolescentes gestantes nuevas por mes. “Las embarazadas de 10 a 14 años representan el 5%, y de 17 a 19 es el mayor porcentaje, que alcanza del 30 a 40% del total de embarazadas que se reciben en el servicio de ginecoobstetricia”, acotó.

La primera consulta debería ser antes de las 12 semanas. No obstante, indicó que si logran que antes de los tres meses acudan, ya se gana mucho porque pueden posicionarse los médicos en la situación de la paciente y eso les permite clasificarlas como de riesgo o no, ya que tienen un régimen diferente.

Nota relacionada: Embarazo de adolescentes es una fábrica de pobres en América Latina, dice ONU

Resaltó la importancia de una atención precoz, una atención prenatal periódica, de por lo menos cuatro veces durante la gestación para disminuir posibles complicaciones. A las que no están en riesgo le citan mensualmente, y al llegar a los 7 meses las atienden cada 15 días en el consultorio, mientras que a partir de 8 meses (36 semanas) las citan semanalmente hasta que tengan su bebé.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.