Recuerdan hoy el “Día de la solidaridad Pilarense”

PILAR. Un día como hoy, pero de 1983 las aguas del río Paraguay avanzaban de forma incontenible e ingresaban a la ciudad de Pilar, fecha en que la heroica Perla del sur sufrió una de las peores inundaciones de su historia. Muchas personas abandonaron la ciudad en barcos mientras otros resistieron hasta el final.

El 24 de mayo 1983, la ciudad de Pilar quedó bajo agua, un hombre en una carreta por el centro de la ciudad, tratando de salvar sus cosas.
El 24 de mayo 1983, la ciudad de Pilar quedó bajo agua, un hombre en una carreta por el centro de la ciudad, tratando de salvar sus cosas.

El 24 de mayo de cada año se recuerda el “Dia de la solidaridad Pilarense” por resolución N° 806/2013 de la Junta Municipal de Pilar, que de esta manera rinde un homenaje a todos los pilarenses por su gran ayuda, amor al prójimo y trabajo, quienes aquel 24 de mayo de 1983 resistió a la inundación y se negó a desaparecer.

A 39 años de aquel triste momento en donde surgió la valentía y el coraje de los pilarense con el pronunciamiento de “Pilar no muere” encabezado por el recordado sacerdote italiano Federico Schiavon.

La ex diputada por Ñeembucú, Ludmila Riveros de Sánchez (PLRA) recuerda el momento dramático que sufrieron los habitantes en aquel entonces. " Nuestro negocio quedó bajo agua totalmente, tuvimos que ir a un lugar alto en el barrio Loma clavel, mis hijos fueron a dar clases en una improvisada escuela bajo carpas”, señaló.

Resaltó la valentía de los ciudadanos pilarenses que día y noche se encargaron de hacer el muro de contención con bolsas y arenas sin intervención de alguna maquinaria en ese entonces. " Muchas veces la gente sostenía el muro hasta con sus cuerpos”, recordó con emoción Ludmila.

La mano solidaria apareció en ese momento, “muchas embarcaciones de alta mar quedaron en frente del puerto de la ciudad para llevar a las personas hasta Asunción, y muchos otros fueron para la ciudad de San Ignacio Misiones, algunos volvieron y otros quedaron a vivir por ahí”, indicó

Añadió que habían casas que ni el techo se veía. “Era impresionante, la humedad, la contaminación y las alimañas que quedaron después de la inundación pero gracias a Dios se pudo reconstruir la ciudad”, acotó.

Para la ex diputada liberal, de un tiempo a esta parte el pilarense sigue resistiendo, inundaciones, sequía e incendios.

Por su parte, el profesor Mauricio Acosta, recordó que muchas personas ayudaron a colocar el muro, estudiantes, docentes, soldados, cimeforistas, hasta que el día 24 las aguas rompió el muro e ingreso a la ciudad.

Dijo que muchas personas llegaron a caballo desde la ciudad de Laureles y Cerrito para colaborar con los pilarenses. “En ese entonces nosotros le llamamos los paleros voluntarios por que con pala se encarguen de cargar las bolsas con arena para construir el muro”, manifestó.

Recordó al paí Domiciano Ramírez y a Nicolás Mellone quienes dirigían a los hombres para construir el muro, utilizando bolsas, tacuaras y postes de karanda’y, fueron momentos muy dramáticos, refirió Acosta.

Hoy luego de muchos años de postergación la ciudad de Pilar, contará con una defensa costera que se está construyendo de a poco, por ahora la empresa encargada de construir la obra está ejecutando la fase 1 con un avance del 65,3%.

Mientras se aguarda la licitación para la fase B y C, que según el propio ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Arnoldo Wiens, había informado via Twitter, que se llamará a licitación una vez que el Ministerio de Hacienda de a conocer el código de Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.