Grupo ya cobró más de US$ 50 millones sin concluir obras de la ruta PY02

El consorcio Rutas del Este, integrado por la española Sacyr y la firma local Ocho A, ya percibió US$ 50,2 millones sin que haya culminado los trabajos de duplicación de 149 km de la ruta PY02. Supuestamente, el grupo tenía que terminar toda la obra para comenzar a cobrar, pero esto no se cumplió.

El túnel peatonal de Barrero, que se inundó hace poco, forma parte de la duplicación de la vía.
El túnel peatonal de Barrero, que se inundó hace poco, forma parte de la duplicación de la vía.

El consorcio Rutas del Este, integrado por la española Sacyr y la firma local Ocho A (representado por Luis Pettengill), ya cobró US$ 50,2 millones sin haber culminado la totalidad de la duplicación de 149 km de la ruta PY02 (desde Ypacaraí hasta Dr. Juan Manuel Frutos), obra que se le adjudicó en 2016, a través de la Ley Nº 5.102/13 de Alianza Público Privada (APP).

Según informó el MOPC en su momento, cuando se adjudicó la obra, durante la administración de Ramón Jiménez Gaona, al ser una APP el grupo primero debía culminar los trabajos en un 100% para poder cobrar los montos que ofertó. Sin embargo, en poco más de un año, el consorcio ya percibió una millonaria cifra por diferentes tramos que fueron culminados y no por la totalidad de la obra.

Hasta mayo de este año, el grupo ya cobró G. 43.587 millones y US$ 6,9 millones en concepto de Pago por Disponibilidad (PPD), para el mantenimiento y operación de la vía. Según informó Santiago Ayala, responsable de la Unidad Ejecutora de Proyectos Estratégicos del MOPC, este pago es por los tramos ya culminados y que ya están al servicio de la ciudadanía y son: 5.3, 3, 4.1, 5.1, 5.2, 2.3, 2.4, 4.2, 2.1 y 6.

Por otro lado, el consorcio ya percibió US$ 36 millones en concepto de Pago Diferido de Inversión (PDI), que son cobros fijos semestrales que el grupo debe percibir durante 15 años de los 30 años que durará la concesión de la carretera. En este caso ya se abonó la cuota 2 de 30, también por los tramos ya terminados que se mencionaron arriba. Según Ayala en este caso también se incluye el mejoramiento urbano de Ypacaraí.

Por último, Rutas del Este también ya percibió G. 6.071 millones por el Pago Variable del Tráfico (PVT), vinculados al tránsito, a mayo 2022. Ayala dijo que este pago al grupo corresponde al 60,75% en relación a los tramos funcionales que se mencionaron.

Recordemos que en total, el consorcio debe percibir unos US$ 1.700 millones en concepto de PPD, PDI y PVT de esta primera APP, durante los 30 años de concesión de la carretera. Para concretar la obra, el grupo consiguió la financiación de US$ 520 millones.

Estado está financiando la mayor parte

Según los documentos, los recursos para los pagos por esta APP deben salir de un fideicomiso que se creó exclusivamente para este plan de la ruta PY02, que es administrada por la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD). En este fideicomiso se están depositando las recaudaciones de los peajes de la vía, cuyo cobro está a cargo del consorcio, y además, los aportes estatales que hagan falta para cubrir los gastos.

De acuerdo con el estudio de factibilidad que realizó la consultora Deloitte para el MOPC en 2015, la inversión de este proyecto debía cubrirse en un 60% con el peaje y 40% con aporte estatal. Pero esto no se refleja en la realidad, porque la mayor parte de la inversión ya se está cubriendo con aporte estatal, sin dar un respiro a las arcas públicas.

Esto ya se notó en la millonaria inversión que realizó el Estado a través del MOPC en agosto del año pasado, cuando aportó US$ 45 millones al fideicomiso de esta APP, de manera a cubrir los pasivos que estaba teniendo el proyecto. Como Rutas del Este ya percibió US$ 50 millones hasta la fecha ¿Solo 5 millones se cubrió del peaje? Es la consulta pendiente que debe responder el MOPC.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.