La historia de Maxi, el niño que logró un empate con el Gran Maestro de ajedrez Zenón Franco

En una de las partidas conjuntas que está llevando el Gran Maestro de ajedrez Zenón Franco, un niño de 11 años sorprendió a todos los jugadores al lograr hacerle tablas al destacado exponente del deporte ciencia. Su padre relató cómo se dio la partida y comentó que su hijo empezó a practicar hace apenas un año, pero “tiene un talento nato”.

Maximiliano Ibáñez y el Gran Maestro de ajedrez, Zenón Franco, durante su partida ayer en Sajonia, Asunción.
Maximiliano Ibáñez y el Gran Maestro de ajedrez, Zenón Franco, durante su partida ayer en Sajonia, Asunción.Gentileza

El primer Gran Maestro de ajedrez del Paraguay, Zenón Franco Ocampos, se encuentra de visita en nuestro país, ya que actualmente reside en España. Ayer se encontró con más de 20 jugadores de diversas edades, entre profesionales y principiantes, en el Club Sajonia.

Uno de los últimos tres en quedar fue Juan Maximiliano Ibáñez, de 11 años, quien sorpresivamente le hizo tablas al Gran Maestro. “Es un mérito de Maximiliano no perder, solamente quedaron tres tableros en los más de 20 que eran”, relató su orgulloso padre, Juan Ibáñez.

Hizo pensar al Gran Maestro

La partida se inició con la apertura de peón de dama de Zenón, movimiento a partir del cual se desarrollaron las piezas armónicamente. Ninguno de los dos enrocó rápido; primeramente estaban analizando hacia qué lado enrocar. Primero enrocó largo el GM y luego Maxi hizo lo mismo.

Maxi empezó a atacar el flanco de rey con los peones y logró que el caballo de Zenón esté mal ubicado en uno de los bordes; sin embargo, Zenón tenía el control del centro del tablero, con el ataque, sus peones y la dama centralizada, además de sus alfiles atacando al centro.

Las torres de Maxi estaban bien ubicadas en el centro y en una maniobra en donde se encontraban las piezas iguales, los jugadores acordaron tablas.

“Mi hijo iba a amenazar un alfil de Zenón y al querer realizar la jugada le propone tablas, Zenón analiza mucho la posición y le otorga tablas, prácticamente era una posición más o menos igualada”, detalló el padre, quien es profesor de ajedrez.

Según Juan, todavía tenían muchas piezas y era una posición relativamente con mucho juego aún, pero igualaron. “Zenón se puso a pensar mucho en la partida, trataba de encontrar algún plan que le pueda dar ventaja y como no encontró ningún plan definitorio pensó que lo mejor también, dando una motivación al buen juego de Maximiliano, era ir a tablas”, detalló.

Quiere ser un Maestro FIDE

Maximiliano juega hace apenas un año y es autodidacta. Además de jugar con su padre unas pocas veces a la semana, principalmente se basa en videos y tutoriales. “Pero poco es lo que estudia, creo que tiene un talento nato”, enfatizó su orgulloso padre.

El resultado de ayer le dejó muy emocionado y le motivó a querer seguir aprendiendo. “Ni él podía creer que le empató a un Gran Maestro”, añadió.

Tras lo sucedido, Maximiliano desea ser Maestro FIDE y le manifestó a su papá sus intenciones de seguir estudiando para llegar a ello.

Mayor masificación del ajedrez

Juan Ibáñez enseña ajedrez en la ciudad de Fernando de la Mora y resaltó que actualmente hay cada vez más niños interesados en este deporte de inteligencia y táctica. En ese sentido, recordó que desde el 2019 está vigente una ley que tiene como objetivo promover el ajedrez en las escuelas, pero no se cumple por completo.

El mismo resaltó que en principio se buscaba que sea incluido como una materia, pero la entonces ministra de Educación Blanca Ovelar rechazó esa iniciativa y quedó como “actividad de apoyo pedagógico en el primer y segundo ciclo de la Educación Escolar Básica”.

Finalmente, dijo que lo que más se necesita es apoyo, incentivo y promoción, debido a que existe muchos pequeños talentos ocultos por descubrir.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.