La emoción del reencuentro de una madre con su bebé: “Sentí escalofríos y el corazón se me salió por la boca”

María Ángela Zelaya, cuya bebé fue robada el viernes y finalmente recuperada cuatro días después, relató la emoción que sintió cuando ayer se reencontró con su hija. “Ojupi cherehe peteĩ pirĩ ha che korasõ ou chéve che jurúpe (sentí escalofríos y mi corazón se me salió por la boca)”, expresó para graficar su felicidad.

Hallan a bebé robada del hospital San Pablo.
Hallan a bebé robada del Hospital San Pablo.ABC COLOR

Cargando...

María Ángela Zelaya, madre de la bebé que fue robada el pasado viernes del Hospital San Pablo de la capital y hallada ayer, martes, en el Hospital de Caacupé, se reencontró con su hija luego de cuatro días.

Con la emoción de haber vuelto a tener en sus brazos a su pequeña recién nacida, la mujer no dudó en expresar lo que sentía como mejor lo sabemos hacer los paraguayos, en el dulce idioma guaraní. Contó que sintió un escalofrío y que su corazón “casi le salió por la boca” cuando volvió a ver a su hija.

Comentó que fue a su marido, Juan, al que le avisaron de la noticia y él fue para contarle: le pidió que se sentara y no sabía cómo informarle de la feliz novedad, pero sus otros dos hijos comenzaron a gritar que habían encontrado a su hermanita y fue así que se enteró.

El reencuentro de una madre con su hija: “Yo era capaz de venir en un avión”

“Yo era capaz de venir en un avión, sólo quería llegar junto a ella. La trajeron lejos, pero la encontramos”, dijo emocionada, frente a la sala de neonatología donde se encuentra internada en Caacupé.

Agregó que, si los médicos lo permiten, quieren trasladar a la pequeña Ángela Magalí hasta el Hospital Materno Infantil de Capiatá, ciudad donde residen junto con sus otros hijos y trabajan.

Padre y madre de la beba hallada son jornaleros, por lo que también aprovechó la presencia de los medios de comunicación para agradecer el apoyo de la ciudadanía y mencionar que todo lo que se le pueda donar será bien recibido y que ella y su familia lo recibirán con agradecimiento.

La beba llegó con fiebre y deshidratada

La niña llegó hasta el hospital con un cuadro de fiebre y deshidratación, por lo que fue primero atendida en la urgencia y posteriormente internada para brindarle los cuidados correspondientes.

Los médicos mencionaron que pasó una buena noche y se espera que evolucione favorablemente ante el tratamiento que está recibiendo.

Además, ya comenzó a ingerir leche materna, lo que también es favorable para ella. “Ijururamóvaicha okambu (mama como quien recién tiene boca)”, comentó con mucha alegría la madre de la bebé.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...