Cercana relación con político

[VIDEO] El ministro de la Corte Suprema de Justicia, Víctor Núñez, reconoció su cercana relación con el exdiputado colorado Herminio Dávalos, quien fuera líder del movimiento en el que comenzó a surgir el prófugo Vilmar “Neneco” Acosta.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UT6RCISEDBHSHF7DMECNSPMYFY.jpg

Víctor Núñez no titubeó para reconocer su estrecha relación con el exdiputado colorado por el departamento de Canindeyú, Herminio Dávalos. En principio manifestó que no calificaría como una amistad la que tendría con el exlegislador, para luego afirmar que hasta llegó a visitar su casa.

“Varias veces me ha visitado, varias me ha solicitado nombramientos de funcionarios de allá”, manifestó Núñez para luego asegurar que los nombramientos se daban luego de que los recomendados pasaran por los exámenes de rigor.

Dávalos ocupó un escaño como representante del decimocuarto departamento entre 2008 y 2013; y es el propietario del local en el que funciona la sede del Poder Judicial, local que de acuerdo al propio Núñez es el alquilado desde hace varios años. “Es un tinglado enorme que él nos alquila desde que se constituyó en circunscripción y cuando él no era diputado”, manifestó.

Pese a que Dávalos trató de negar cualquier tipo de vinculación política con Vilmar “Neneco” Acosta, intendente de Ypejhú señalado como autor intelectual del asesinato del periodista de ABC Color Pablo Medina, el mismo era el líder regional del movimiento Vanguardia Colorada en la época en la que el ahora prófugo presentó su candidatura por el mismo grupo.

Sobre el punto, Núñez indicó que según entendía Acosta y la diputada Cristina Villalba, una de las madrinas políticas de “Neneco”, respondían al oficialista movimiento Honor Colorado. Cuando se le señaló que en principio ambos eran castiglionista, el ministro de la Corte trató de sacar el peso de los hombros de Dávalos diciendo: “Pero cuando eso Herminio Dávalos todavía no hacía política, averigüe. Todavía no era ni candidato a diputado”.

Acosta Marques presentó su candidatura a las internas coloradas en 2010, al parecer a Núñez se le olvidó que en aquella época Herminio Dávalos formaba parte de la Cámara de Diputados.

Núñez, quien es superintendente de la circunscripción judicial de Canindeyú y Amambay, reconoció en otro momento que nunca investigó a la persona que donó el terreno donde funcionará próximamente el nuevo Palacio de Justicia de Salto del Guairá.

El ministro de la Corte explicó que se manejaban tres opciones: una ofrecida por un hombre de apellido Ayala, otra de la Itaipú Binacional dentro del predio del parque de la misma en una cercana a la frontera con Brasil, y la tercera presentada por una persona de la que Núñez dice no recordar el nombre.

“Yo no estuve de acuerdo con ninguno de los dos (primeros) por la mala ubicación; especialmente el que está en el predio de Itaipú tiene una pésima ubicación para local de juzgado”, puntualizó Núñez quien explicó que la tercera oferta llegó mientras buscaba un lugar ubicado en un punto al que se pudiera llegar sin tener que cruzar toda la ciudad. En ese ínterin, relató, le informaron de que habían un loteamiento y recibió la visita de un hombre que le dijo que estaba donando tres predios a la comuna y que “si usted consigue el consentimiento del intendente, yo puedo dejarle una hectárea” para el nuevo local del Poder Judicial. “Así se hizo, se gestionó y se efectuó la donación”, aseveró.

El predio pertenecería a un hombre de nombre Ronaldo, quien supuestamente tendría vinculaciones con Claudecir da Silveira, alias “Mano”, uno de los brasileños más buscados en su país y quien lleva años viviendo bajo protección política en la zona de Salto del Guairá, donde movería todo el negocio de contrabando de diversas mercaderías, incluyendo cigarrillos, drogas y hasta camiones robados en el vecino país. Cuando se le consultó si se había investigado al propietario del lote donado, Núñez solo atinó a cuestionar: “¿Yo tengo facultad de investigarle a los particulares mi querido amigo?”

“¿Qué va a decir si yo investigo su vida privada?”, continuó.

-“Pero era una propiedad en la que va a funcionar el Poder Judicial”, le volvimos a insistir.

“Era una propiedad que venía por el lado de la intendencia municipal, oficial a la Corte Suprema. La Corte Suprema se reunió para aprobar”, apostilló.

Prosiguió, reconociendo que llegó a visitar el domicilio del exdiputado Herminio Dávalos. “Raras veces, pero sí estuve. No voy a negar. Yo nunca niego lo que hago”, acotó.

“¿Por qué yo tengo que investigarle a todas las personas que se acercan a mí? ¿Quién sabe cuánta gente aquí, allá y en Amambay se me acerca que yo no conozco siquiera? Por eso no suelo asistir a reuniones públicas, no suelo asistir a cenas que me ofrecen en Pedro Juan, solamente con los magistrados. No van a ver jamás, no sé cómo se llaman esas redes, mi foto con personas comprometidas con la ley porque me cuido de no asistir porque no sé quién es quién en Pedro Juan, Canindeyú o en Ciudad del Este. No tengo la obligación de investigar a nadie”, aseveró.

“No sé ni el nombre de la persona que hizo ese loteamiento”, finalizó.