Alfajor en vez de fruta en el almuerzo escolar esteño

CIUDAD DEL ESTE. Concejales esteños verificaron este lunes la manera en que los niños reciben el almuerzo escolar que sirve en 9 escuelas la Municipalidad local. Constataron que en vez de fruta se da un alfajor de postre a los niños.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/VCF4WFPSUBBVJEPHLTZ3U7B2SA.jpg

Aunque en el contrato figura que en la tercera semana de clases el menú debía ser filet de tilapia o pastelón de papas con fruta de postre, en la escuela Paraguay-Suiza se sirvió un guiso de lentejas con arroz y ensalada de papas, con un alfajor de postre.

El edil independiente Miguel Prieto afirmó que “evidentemente hay un incumplimiento de contrato o una sobrefacturación abismal”. En la institución educativa también faltan pupitres y hay aulas donde ningún alumno tiene dónde sentarse.

Además de Prieto, fueron hasta la escuela Paraguay-Suiza los concejales Herminio Corvalán (Tekojoja) y Celso “Kelembu” Miranda (Independiente). Ellos conversaron con el vicedirector de la institución, Seferino Orrego, y observaron el proceso de almuerzo de los niños.

Por falta de un lugar adecuado, las mesas y sillas para servir el almuerzo,  los niñós se alojan en los pasillos de la escuela. En total comen 320 niños, desde el preescolar hasta el sexto grado, del total de 520 alumnos que hay en la institución.

Este lunes, el menú fue guiso de lentejas con ensalada de papas, remolacha y arvejas, y un alfajor de postre. El jugo fue de piña licuada y ya no artificial, de polvo en sobre, como había sido servido el viernes, en la escuela Santa Lucía, según había constatado este diario.

Tanto los niños como los padres dijeron a los ediles que el año pasado, sólo en dos o tres ocasiones recibieron fruta de postre. También aseguraron que comieron pescado, por primera vez, el miércoles de la semana pasada. Esto, luego que el edil Celso Miranda denunciara que la tilapia, anunciada en el contrato como menú, no llegaba a los alumnos.

“Ese alfajor, lo estoy buscando en el contrato y no está. Debía haber sido fruta el postre. Fruta y ensalada de frutas, figura. También me llama la atención la cantidad que se sirve. Me parece muy poco G. 15.700 estamos pagando, eso le cuesta al Estado paraguayo cada plato y creo que con esa cantidad, no alcanza los G. 4.000. Considero que el costo es demasiado elevado para el volumen de la ración. Acá, evidentemente hay un incumplimiento del contrato o una sobrefacturación abismal”, aseguró el concejal Miguel Prieto.

La empresa que ganó el año pasado la licitación llamada por la Municipalidad local para servir el almuerzo, es Joayu S.A., de María Zulia Talavera de Fernández. El contrato plurianual es de G. 10.343.788.000 por un total máximo de 658.840 raciones, a un costo de G. 15.700 cada una, incluyendo la comida, pan, frutas, postre y un vaso de jugo natural, además de cubiertos y platos de acero inoxidable.

En total se benefician 9 escuelas, aunque no se sirve a todos los niños que asisten a esas instituciones.

Los concejales municipales también constataron que en la escuela Paraguay-Suiza existen muchas necesidades. Urge la provisión de pupitres, ya que este año se habilitó por primera vez el Primer Año de la Educación Media y la cantidad de alumnos creció. Actualmente, los 20 estudiantes de ese año tienen un aula vacía, sin sillas. Utilizan un banco largo para depositar sus pertenencias y sentarse y colocan sus cuadernos sobre sus regazos para escribir.

El vicedirector de la institución, Seferino Orrego, dijo que ya pidieron 50 pupitres a la Municipalidad local y a la Gobernación de Alto Paraná, pero aún no tuvieron respuesta. Tampoco se atendió su pedido hecho hace más de dos años, de refacción de uno de sus pabellones, cuya columna está por caerse. El pilar está resquebrajado y el suelo se hunde.

“Solicitaremos por intermedio de la Junta Municipal al Ejecutivo para que puedan apurar la reparación de los pilares de ese pabellón, que es fundamental, porque no queremos tener una tragedia. Respecto a las sillas, en épocas de campaña electoral dijeron que tenemos la única carpintería municipal del país, pero dónde está cuando necesitamos más de 50 pupitres para satisfacer las necesidades de los niños”, dijo al respecto el concejal Miguel Prieto.