Cuatrillizos de Misiones crecen robustos y saludables

SANTA MARÍA DE FE. Los cuatrillizos de Santa María de las Misiones crecen robustos y saludables. La mamá Antonia Montenegro y el papá Hugo Obregón consideran como una bendición de Dios el nacimiento de sus hijos.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Q53S645P7ZGJ5NKOSIQNJXMJTQ.jpg

Cargando...

Los pequeños, dos niñas: Abigail y Xiomara; dos varones: Hugo e Iker cumplieron el 6 de setiembre pasado, nueve meses. Ya se desplazan cada uno en sus respectivos andadores y son juguetones y traviesos. El más grande y robusto es Hugo, el más pequeño Iker, pero muy despierto e inteligente.

Las dos niñas Abigail y Xiomara son buenas y muy tranquilas. Los cuatrillizos juntos se ven lleno de amor. La mayor Jacquelina, la nena de seis años, también ayuda a sus padres al cuidado de sus hermanitos.

Los niños se portan bien, comen bien, no les falta nada y son saludables, dijo súper papá Hugo quien se mostró muy contento y alegre por la experiencia vívida con los cuatrillizos.

La hija mayor Jacqueline ayuda a la mamá y al papá. Según Hugo, Jacqueline ve todas las publicaciones de los diarios, si no aparece su nombre y la foto se enoja, expresó.

Hugo Obregón, es mecánico de moto, trabaja en su propio taller que tiene al lado de su domicilio y también a la vez se dedica a la venta de repuestos en su casa. En realidad Hugo se dedica de lleno en el trabajo, tiene muchos clientes y si hace falta se dedica en albañilería; no pierde tiempo en trabajar por el amor a sus hijos.

Antonia y Hugo tuvieron quintillizos en el hospital San Pablo de Asunción. De los cinco que nacieron el 6 de diciembre de 2015, la beba Antonia no pudo sobrevivir y falleció en el mismo nosocomio. “Ella nuestra Ángel que está en el cielo”, dijo la super mamá al recodar a la hija Antonia. La mujer dedica su tiempo completo al cuidado de sus hijos.

De igual manera tienen cinco hijos: la mayor Jacqueline (6) y los cuatrillizos Abigail, Xiomara, Hugo e Iker.

Los pequeños duermen bien y lo más importante son comilonas y comilones y son saludables. “No nos falta nada, tenemos todo gracias a Dios”, expresó Hugo Obregón.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...