Boidanich y la “casualidad”

El hecho de que Seprelad haya denunciado operaciones irregulares de Darío Messer recién luego de que la prensa destapó el tema es una “casualidad”, justificó Óscar Boidanich, extitular de la Seprelad. Lo concreto es que tardaron 17 meses en denunciar.

“Fue una casualidad. Yo salí de mi reposo, me eliminaron la bacteria después de mi operación y remitimos (el 17 de abril de este año) ocho a 10 informes de inteligencia que estaban parados ahí sin remitir al Ministerio Público. Se envía por casualidad, casualidad fue, pero coincidió (con las publicaciones de ABC Color)”, justificó Boidanich ante el hecho de que recién cuando la prensa publicó sobre las cuentas en Suiza de Messer, ellos llevaron la denuncia que tenían cajoneada al menos desde diciembre de 2017.

El informe para Fiscalía “estaba dentro del comité y me estaban esperando a mí, eso fue una deficiencia también institucional”, admitió ante los miembros de la Comisión Especial que estudia el caso Messer, prófugo requerido por la justicia paraguaya y brasileña por lavado de dinero y otros delitos.

PUBLICIDAD

“El 27 de diciembre se terminó (el informe para Fiscalía), entró en el Comité (de Seprelad), y antes la asesoría jurídica recomendó ampliar el informe por tres empresas vinculadas más y cuatro personas más que citó la diputada. Es decir, el 27 de diciembre se amplía y van todos juntos en (abril de) 2018”, indicó Boidanich, sospechoso de haber metido en el “freezer” la investigación contra el “hermano del alma” del entonces presidente Horacio Cartes.

De hecho, el senador Jorge Querey, miembro de la Comisión Especial Bicameral, consultó a Boidanich cómo es que, desde que tuvieron conocimiento de los reportes de operaciones sospechosas contra Messer en 2016, tardaron 17 meses en denunciarlo ante la Fiscalía.

El 17 de abril pasado se publicaron las cuentas de Messer en paraísos fiscales. Coincidentemente, ese día la Seprelad lo denuncia ante la Fiscalía. 

 

“El informe que enviamos al Ministerio Público tiene que tener todo el marco completo, de 5 años atrás. Lo que pasa que el Ministerio Público no va a recibir cualquier cosa; nos piden informe detallado. Tenemos que hacer el recuento localmente en Paraguay para ver qué está haciendo este señor y sus empresas (...) Surge una empresa, surge otra empresa, por eso nuestro informe fue contundente”, se justificó Boidanich.

Reconoció haber recibido reportes tanto del Banco Nacional de Fomento (BNF) como de organismos internacionales de operaciones sospechosas de Messer; sin embargo, dice que en ese momento no tenían todos los elementos para acusarlo ante la Fiscalía. De hecho, Messer ya tiene antecedentes de presunto tráfico de divisas y lavado de dinero desde 2011 en el Brasil.

Pese a las alertas de los bancos y los antecedentes de Messer, al "hermano del alma" de Cartes incluso le fue permitido comprar bonos del Estado paraguayo sin mayores controles, pese a que las operaciones rondaban los US$ 10 millones.  

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD