Diputado “defiende” a su hija: 'Ella apenas habla castellano'

El diputado Celso Maldonado adelantó que protestará formalmente para pedir el castigo de los policías franceses que apresaron a su hija. Negó que la joven haya emitido expresiones de prepotencia y argumentó que ella “apenas habla castellano”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5KLOQRLTTRECLI2VVM2AQ3R2VY.jpg

Tras la reunión en la Comisión Permanente del Congreso, el diputado liberal se refirió al papelón protagonizado el sábado por su hija Lizzie Maldonado, quien cayó presa tras un altercado en un tren del metro en la ciudad francesa de Versalles.

Pese a que varias fuentes coinciden en que la mujer actuó con toda prepotencia e inclusive invocó su condición de abogada e hija de un legislador, el parlamentario negó todo y aseguró que “ahí no hay diputado, no existe diputado para ellos; ahí somos turistas y punto”.

En un curioso intento de defender a su hija, el diputado aseguró inclusive que “ella apenas habla castellano”, tratando de señalar que bajo ningún sentido la joven pudo haber emitido expresiones de prepotencia. Al señalársele que su hija inclusive golpeó a un policía francés durante la intervención, argumentó que fue “en defensa propia”. “Él le agarró el cabello, le agachó y ahí le dio un tongazo y ahí ella reaccionó; cualquiera en defensa propia puede dar un manotazo”, expresó.

PUBLICIDAD

El diputado comentó que toda la familia se encontraba vacacionando en Europa y en medio de la gira se produjo el altercado que derivó en el apresamiento de Lizzie Maldonado. Indicó que todo se dio debido a que “uno de mis nietos alzó su pie (y lo apoyó) por el otro asiento y eso está prohibido, había sido”. Ante el reclamo de los agentes franceses, Lizzie Maldonado intervino -según el diputado- sin prepotencia. “Ellos fueron los que reaccionaron con prepotencia; sabemos lo que está pasando Francia, creo que se comprende”, manifestó al rechazar una vez más que fuera su hija quien tomó una actitud de superioridad.

Aseguró que mientras él se disponía a pagar la multa que le impusieron por el altercado, los agentes reaccionaron de manera “prepotente” contra su hija. “Mi hija les reclamaba (a los policías franceses) y al subir al tren había sido tenés que leer todos los avisos; qué pio (mi nieto) va a manejar francés ni inglés. Viajamos a varios países y no tuvimos estos problemas”, argumentó.

El diputado Maldonado fue más allá y, además de tratar de defender y justificar a su hija, adelantó que elevará una queja formal por la intervención de la Policía francesa. “Mañana vamos a hacer una denuncia ante la Cancillería para que se pueda tomar una acción”, refirió.

Afirmó, inclusive, que los agentes que apresaron a su hija “por lo menos deben ser castigados por actuar de esa manera”. Argumentó que tomará medidas no solo por su hija, sino “por todos los ciudadanos que viven en el extranjero para que no pasen ese momento difícil”.

Anunció que ya el presidente de la Cámara de Diputados, Hugo Velázquez, pidió una audiencia en el Ministerio de Relaciones Exteriores para impulsar acciones. “Yo tengo 67 años y no puedo morirme calladito nomás”, manifestó al sostener su intención de hacer una denuncia formal. El embajador paraguayo en Francia, Emilio Giménez, intentó minimizar el incidente con la hija del diputado y señaló que el hecho no pasó a mayores. Luego de algunas horas de apresamiento, la joven finalmente fue liberada.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD