Un admirable ejemplo de persistencia y trabajo

Tomás Burgos Sanabria es un incansable trabajador que no dejó que las limitaciones que tenía a su alrededor lo frenaran. Se dedica a la venta de mosto helado, lo que le ha permitido dar educación y alimento a su familia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZS7IGT7S3BCT3MLUSTWIAVVY5Y.jpg

Cargando...

Burgos es oriundo de Alto Paraná, pero llegó hasta el barrio Kennedy de Asunción como muchos otros paraguayos hace más de dos décadas para buscar un mejor futuro.

Luego de pasar por una serie de ocupaciones, decidió dedicarse a la venta de mosto helado. Según comentó, la principal limitación que encontró al tratar de buscar un trabajo fue la edad. “Nadie quiere contratar a un viejo”, dice.

Sin embargo, no quiso ser un desempleado más y decidió fabricar un carrito con un trapiche y dedicarse así a la venta de mosto helado por las calles de la capital.

Esto le permitió tener un ingreso para mantener a los miembros de su familia, quienes accedieron a la educación y a la alimentación durante toda su vida, pero con mucho esfuerzo.

Hoy día, sus hijas Gloria (20) y Yolanda (18) son personas que aportan a la sociedad, ya que ambas estudian y trabajan, comentó.

Lamentó que no cuenta con seguro médico, pero por lo menos cuenta con lo suficiente como para vivir tranquilamente.

Planea seguir por muchos años más fabricando la dulce bebida, que sigue siendo tan aceptada como siempre.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...