Unos 67.000 paraguayos migrantes retornaron en la última década

Una investigación realizada por el Centro de Información y Recursos para el Desarrollo (CIRD) develó que el 1% de la población paraguaya retornó del exterior. Este porcentaje se traduce en 67.000 paraguayos que volvieron.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KYCFHYJH55AD7GQJUGRUG532PA.jpg

El proyecto de investigación, que fue financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) a través del Programa PROCIENCIA, arrojó datos interesantes acerca de las características de la población migrante retornada.

Los investigadores estiman que aproximadamente en los últimos 10 años, más de 67.000 paraguayos migrantes retornaron a nuestro país para reinsertarse laboral y socialmente.

Esta cifra equivale al 10 % de los migrantes paraguayos residentes desde el 2010 en los cuatro principales destinos elegidos por nuestros compatriotas para buscar trabajo: Argentina, España, Brasil y Estados Unidos. Además, esta cifra de 67.000 paraguayos compone el 1% de la población total del territorio guaraní.

Los estudios mostraron, entre otras cosas, que la población migrante retornada se asienta mayoritariamente en las áreas urbanas. Además, el uso del guaraní persiste como idioma de comunicación cotidiana, pues el 16% lo utiliza de forma exclusiva (27% en las áreas rurales), y el 60% declara usar el jopará para comunicarse.

La investigación se titula “Los procesos de inserción socio laboral de personas retornadas al Paraguay luego de experiencias migratorias”.

Según una de las investigadoras, Leticia Alcaraz, en los últimos años se dio una tendencia a la reversión de los flujos de migraciones como consecuencia de las crisis económicas en los países que eran el destino favorito para buscar un futuro mejor.

El proyecto finalizó en febrero de 2017 y los resultados fueron publicados en varios espacios académicos relacionados al fenómeno de las migraciones.

En cuanto a las inserciones laborales de migrantes retornados en el mercado paraguayo, se descubrió que los mismos tienen actualmente una alta tasa de ocupación. El trabajador por cuenta propia concentra al 57,6%, mientras que el del sector privado abarca el 21,6%. El sector público ocupa el 7,4% y el empleo doméstico para hogares particulares el 8%.

El sector servicios es el eje de inserción por excelencia, sobre también el que tiene que ver con el comercio y el agregado de los servicios comunales, sociales y personales. En los sectores de mano de obra operativa las inserciones son menores.

El estudio también aportó información acerca de las trayectorias migratorias. El 70,4% de los migrantes de retorno partieron al exterior desde áreas urbanas, desmintiendo así la idea social de que la emigración es predominante en el sector rural. La gran mayoría de los retornados residió en Argentina y el segundo grupo de la última década proviene de España.

El estudio también generó información cualitativa acerca de las facilidades y obstáculos para la inserción socio laboral efectiva de los migrantes retornados. En este sentido, explica el informe publicado en la web oficial de la Conacyt, al momento de buscar la reinserción laboral al mercado de trabajo nacional, los paraguayos se encuentran con mucha precariedad e incertidumbre, porque las habilidades aprendidas en el exterior no siempre son del todo aprovechadas y la experiencia migratoria no es en muchos casos un factor que facilite el proceso de reinserción laboral.

En cuanto al componente cualitativo, los hallazgos apuntan a que las mujeres que estuvieron trabajando en tareas de cuidado en el extranjero, no están dispuestas a realizar el mismo trabajo en Paraguay, pues aquí las condiciones son precarias. Por su parte, los hombres que aprendieron y ejercieron un oficio fuera del país, son los que tienen mejores posibilidades de inserción en trabajos de calidad. En todos los casos, la primera alternativa de los retornados es establecer un “negocio propio”.