Feliz Día Internacional de la Amistad, gracias a Paraguay

La idea nació en Puerto Pinasco en 1958 en una ronda de amigos. De allí salió el visionario Ramón Artemio Bracho, que después de esa ronda inició una larga lucha hasta lograr que las NN.UU. reconozca el 30 de julio como Día Internacional de la Amistad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UTMXI45QWVHSPDGJXBPCMCLP3I.jpg

Don Ramón Artemio Bracho se convirtió en un visionario que toda su vida dedicó a instaurar a nivel internacional que el 30 de julio se festeje el Día de la Amistad.

Esa fecha ya figuraba en el calendario de Paraguay y significaba que en las escuelas, colegios, universidades y hasta en los lugares de trabajo se realizara el juego del amigo invisible. Nunca pasaba desapercibida la fecha en el país, y es por eso que don Bracho inició su lucha para que el mundo haga lo mismo.

Fundó la Cruzada Mundial de la Amistad a través de la cual se inició una campaña larga e intensa. Pese a su edad -hoy tiene 87 años de vida-, no descansó hasta alcanzar su meta.

Su sueño se vio cumplido el 3 de mayo del 2011 cuando en la Asamblea General de las Naciones Unidas designaron el 30 de julio como fecha para celebrar el Día Internacional de la Amistad.

PUBLICIDAD

“Teniendo presente que la amistad entre los pueblos, los países, las culturas y las personas puede inspirar iniciativas de paz y ofrece una oportunidad de tender puentes entre las comunidades, honrando la diversidad cultural. Afirmando que la amistad puede contribuir a los esfuerzos de la comunidad internacional, de conformidad con la Carta de las Naciones Unidas, por promover el diálogo entre las civilizaciones, la solidaridad, la comprensión mutua y la reconciliación”, expresa la resolución 65/275.

Gracias a todo este esfuerzo emprendido por Bracho, hoy podemos decir al mundo ¡feliz Día de la Amistad!

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD