Desvíos habilitados por obras del metrobús

Sin resolverse los conflictos, se iniciaron los trabajos del proyecto Metrobús frente a la Universidad Nacional de Asunción. En esta zona se instalaron desvíos y habilitaron un “centro de consultas” aunque no responden a las dudas de los afectados.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/DIT3W6VZGJHMPDYRAUWBO2Z36Q.jpg

José Irrazabal, representante del Mota Engil, contratista de la obra adjudicada por el Ministerio de Obras Públicas (MOPC), indicó que si bien “hace meses” iniciaron con los trabajos en las calles alternativas y desvíos, recién en estos días empezaron las obras de manera efectiva sobre la ruta Mariscal Estigarribia, frente a la Universidad Nacional de Asunción, en San Lorenzo.

El tramo afectado es sobre Mcal. Estigarribia, desde las calles Ciencias Veterinarias hasta Avelino Martínez, que justamente son los puntos marcados para los desvíos. Si bien en este momento el tráfico no estará cortado en la ruta que es la continuación de la Avda. Eusebio Ayala, las obras implican un tráfico más lento, por lo que recomiendan a los conductores de vehículos livianos utilizar el trayecto alternativo (ver infografía).

Desde hace unos meses, los buses de larga y mediana distancia dependientes de la Dirección Nacional de Transporte (Dinatran) ya están obligados a desviar por Avelino Martínez y utilizar el acceso sur como trayecto para llegar a la terminal. Los buses del área metropolitana podrán seguir circulando por Eusebio Ayala, aclaró Irrazabal.

También indicó que se habilitó una oficina de información para los frentistas, tal como establece el contrato, donde afirman tener la capacidad de proveer los datos requeridos por los afectados de la obra. “La duda del tipo que fuese se puede acercar acá. Iremos suministrando información de cómo se va a ir haciendo y el grado de afectación que van a tener según su ubicación en el tramo”, dijo Irrazábal.

Sin embargo, estas nuevas oficinas de información son “una mentira más” por parte del MOPC, según lamentan lugareños que acusan a las autoridades del ente de hacer la vista gorda a la serie de conflictos que implica esta obra.

“Yo le escucho al señor Santiago De Filippis, (gerente general del Proyecto Metrobús) y él refiere que en el 99% de los casos los puntos ya están hablados y acordados, en cuanto a los problemas sociales y económicos, lo cual es mentira porque nosotros tenemos una asociación gremial de frentistas y hasta hoy no tuvimos una propuesta de solución por parte del MOPC”, indicó Guillermo González, representante legal de un grupo de frentistas que cuestionan el proyecto.

“Ese centro de información no es más que un centro de consulta informal; uno va, quiere acceder a una cantidad de información y no te proporcionan de hecho documentación, solamente te responden de manera verbal, nosotros como propietarios todavía no tenemos definido dónde van a estar, si frente a mi casa, mi local. Hasta hoy en día después de 6 años de estudios de trabajo y factibilidad, no se define esa cuestión; esas son las cosas que a nosotros realmente nos preocupan mucho”, indicó.

Afirmó además que durante más de 10 ocasiones pidieron una mesa de trabajo con la gente del MOPC sin respuestas efectiva, pese a que ellos tienen otras propuestas para “mejorar el proyecto”. “De hecho nosotros no estamos en contra la modernidad ni del metrobús, sino contra la forma de hacerse”, remarcó.

De igual manera, cuestionó el tiempo de ejecución de la obra por parte de la empresa Mota Engil. La empresa tiene “22 meses para terminar el trayecto de 11 km, tuvieron el inicio de obras el 26 de abril, ellos llevan 5 meses de atraso ya”, indicó el abogado.

“También dicen que cada kilómetro y medio va a tardar 6 meses en hacerse; ellos mismos dijeron eso, es decir, les sobra 11 meses más para terminar 9 kilómetros y medio; no van a terminar nunca y el préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo vence en 2018”, remarcó dudando de la posibilidad de cumplir con los plazos planteados en el proyecto.

Los frentistas no cuestionan el trayecto del Metrobús, pero sí la manera en que se planearon las 18 paradas que estarán sobre Eusebio Ayala; afirman que no existe espacio para construirlas y sugieren que se hagan paradas subterráneas. Todos estos problemas se refieren solo a la zona de Eusebio Ayala, sin contar la indefinición que existe en el tramo 1, que abarca desde el puerto de Asunción (donde planean estará ubicada la futura sede de oficinas ministeriales) hasta la calle Silvio Pettirossi y todo el Mercado 4.

Una indefinición similar ya obligó a modificar el trayecto inicial planteado para el tramo 4, que es el que atraviesa la ciudad de San Lorenzo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD