Itaipú pretende desalojar una guardería

CIUDAD DEL ESTE. Directivos de Itaipú Binacional pretenden desalojar de una gran vivienda, ubicada en el área 1, a una guardería que presta servicios para sus funcionarios, y entregar la casa a un particular.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/TSGJ3JMVJVA47O6L2IIZMKSYSY.jpg

La guardería Itaipú "Santa Catalina" está administrada por la fundación “Casa Cuna Santa Catalina” y durante más de 25 años cuidaron de los hijos de los funcionarios de la entidad binacional.

La directora de la fundación María Judith Santacruz Fadul, explicó que en los ´90, la Pastoral Social tenía una casa cuna y, como tal, se presentó y ganó un llamado a licitación realizado por Itaipú Binacional para brindar el servicio de guardería para sus funcionarios. Con contratos que se renovaban cada dos años, la guardería se instaló en una vivienda que la entidad tenía en el área 1 y que fue preparada para el efecto. Con el tiempo, la administración del lugar se independizó de la Iglesia y se constituyó en una fundación.

Alrededor del 2012, cuando se anunció que la binacional vendería las casas de las áreas habitacionales a sus ocupantes, los responsables de la guardería y la Iglesia, entonces a través del monseñor de Ciudad del Este Ignacio Gogorza, pidieron la vivienda en donación. Como no hubo respuesta, María Judith Santacruz pidió la compra de la casa, a lo cual tampoco accedieron.

“Entre el año 2013 y 1014, Itaipú rescindió contrato con la guardería y nos pidieron la casa, diciendo que esa vivienda se necesitaba para un civil, un abogado de la entidad. Pero nosotros no salimos, porque esta casa es necesaria para que funcione la guardería, con la que hubo convenio hasta este año y a donde vienen muchos hijos de funcionarios de Itaipú hasta ahora, incluso cuando ya es una institución abierta a otras personas también, ya no es exclusiva”, explicó Santacruz.

“Acá los niños desayunan, almuerzan, tienen actividades recreativas, hay chiquitos de meses y hasta cinco años. Y nunca hubo quejas, sino que los padres siempre estuvieron conformes e incluso en Itaipú nos felicitaron, porque los niños ingresaban a la escuela con excelentes notas, muy preparados. La casa está acondicionada para que funcione la guardería. Los sanitarios, los lavados, la cocina, todo está preparado para recibir a los niños”, añadió la directora de la fundación.

Sin embargo, hace dos meses, directivos de Itaipú presentaron una demanda de desalojo en el Juzgado Civil del 11 Turno, a cargo del juez Hugo Garcete, en Asunción.

El abogado de la fundación Amelio Calonga, explicó que “la demanda no se resolvió aún. Yo presenté una excepción por falta de acción, porque el proceso es contra María Judith Santacruz y ella no es responsable de la guardería, que está a cargo de la Fundación. Presenté como pruebas las documentaciones del Ministerio de Educación que habilitan la guardería, pero también un documento emanado de la propia Itaipú, en el cual se otorgaba la casa a la fundación para el funcionamiento de la casa cuna”.

“Sería una pena cerrar un local escolar que fue acomodado con todo lo necesario para lograr el objetivo de hacer posible la educación de los niños desde su primera infancia. Sobre todo hoy, que vemos que se imparten clases bajo los árboles y sin las mínimas condiciones”, lamentó Santacruz Fadul.

Al respecto el asesor jurídico de la Itaipú Oscar Cordazzo indicó que el caso está a cargo del departamento de Patrimonio cuyo titular es Raúl Torres.

Intentamos conversar con Torres para saber el motivo del desalojo, pero no atendió la llamada.