Mensaje de Casuso: “Que por Dios se calle”

Entre los últimos mensajes de voz que Laura Casuso envió a una periodista de este diario, hay uno en el que anuncia que “la licuarán” y cuenta que la subieron a un avión y la hicieron llamar al Gral. Piñánez a decirle que “por Dios” se calle.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZVOTEAS3KRC67LEVDOGH44HU2Q.jpg

En setiembre de 2016, Casuso -asesinada el pasado lunes en Pedro Juan Caballero- había amenazado con revelar pruebas que comprometían al gobierno de Horacio Cartes, si extraditaban a su cliente, Jarvis Chimenes Pavâo. Entre ellas, un video que revelaba circunstancias de la muerte del Cap. Enrique Piñánez. En los últimos días del 2017, el 28 de diciembre, Pavâo fue finalmente extraditado a su país, Brasil, y la amenaza de revelar chanchullos y secretos del gobierno de Horacio Cartes no se concretó.

Varias veces, la periodista de ABC Mabel Rehnfeldt contactó con Casuso para conocer de qué se trataban esas pruebas. Pero la abogada tenía miedo y en mensajes de voz enviados por WhatsApp explicaba porqué no podía proveerlas.

A continuación, la transcripción de algunos de esos mensajes, enviados por Casuso en la tarde del 2 de abril de este año:

Primer mensaje:

Laura Casuso: -Hola Mabel, ¿cómo estás? ¿qué tal?

Mabel, no sé que tanto serviría o no serviría. La cosa es la siguiente: Yo tengo que permanecer en silencio porque esa gente hoy, hoy en todos los lugares que ellos frecuentan, con la gente que ellos frecuentan -estoy hablando de cuñados, de yernos, o sea gente extremadamente ligada, entendés, gente que maneja el edificio del World (Trade) Center de Paraguay, de Asunción, entonces te estoy hablando del primer anillo... ellos, ellos son los que me están comentando que si me agarran me licuan. Me licuan, ¿me entendés? Y van a tener la excusa perfecta, sin que sean ellos, van a decir que es una cuestión de ajustes entre supuestamente gente de mala vida. Entonces yo no puedo, yo no puedo hablar, yo tengo que quedar en el ol-vi-do.

La vez pasada me hicieron salir. Agarré un avión y me llevaron a un lugar donde con una línea paraguaya pude hacer una llamada, me entendés y era al solo efecto de decirle al General (Herminio Piñánez, retirado, padre del capitán de Ingeniería Enrique Piñánez, muerto el 26 de noviembre de 2014 en Cuero Fresco, en una explosión) que por Dios se calle, que por Dios se olvide de... ni yo sabía de las cosas que el señor le había comentado a él, porque el no tiene ocupaciones, el se iba hablaba con el señor horas enteras, yo estaba trabajando, no me enteraba... después sabía porque el señor (Jarvis Chimenes Pavâo) me decía: - 'vino fulano, vino mengano', pero yo nunca supe lo que hablaban en las 24, las 36 o las que sean horas que hubieran estado juntos nunca supen lo que hablaron. ¿Me entendés?

Segundo mensaje: 

L.C.: -Entonces… me duele porque se puso en peligro a mucha gente. En primer lugar al "cuarto hombre" (involucrado en el supuesto asesinato del Cap. Piñánez) porque se dio nombre y apellido, y él tiene toda la familia de él allá en el Paraguay, inclusive tiene hijos en el Paraguay. Así que imagínate en el problemón al que se metió a ese muchacho porque él no va a poder ir para el Paraguay ni a palos, porque lo van a licuar, en el primer “campo” de migración que hace, lo agarran.

Tercer mensaje: 

L.C.: -Segundo, entraron a hablar de la mamá de Jarvis y no se cuanto… ¡Nunca jamás en la vida hubo semejante acuerdo!, ¡No hubo acuerdo porque nunca jamás se hizo una cosa a cambio de otra! Eso es una mentira, el señor, el General Piñánez hizo una afirmación que carece de verdad: “Nosotros vamos a ayudarle pero con esta condición…” ¡No fue así!


Muy por el contrario, ya se estaba trabajando.


Se me preguntó a mí en qué ellos podrían, eventualmente, en lo jurídico ayudar. Que haríamos un gabinete jurídico y ellos me asesorarían y me darían el apoyo por el conocimiento que ellos tienen respecto al señor (Pavâo).

Y yo les dije: -'Voy a averiguar, pero yo pienso que el señor (Pavâo) no necesita nada, le dije. Si ustedes pueden hacer alguna cosa para que me garanten de que la madre de él (Pavâo) si yo la presento no va a quedar presa, es lo mucho que yo me quedaría feliz'.
Entonces me dijeron: -“Pero no, ¡pero eso es una tontería!, no sé qué, no se cuánto!". Ahí me acuerdo que estaba Ibarra (Javier, ex viceministro del Interior) e Ibarra dijo, “pero yo conozco ese expediente y yo sé que ella no tiene absolutamente nada, es una cuestión institucional nada más, me dijo en su momento".
Entonces les dije:- 'bueno, vean'. Después yo me enfermé, me operaron y volví. Y cuando volví, nunca dieron el apoyo que supuestamente ofrecieron, porque ofrecieron, ¡nunca se les pidió a cambio!


Cuarto mensaje: 

L.C.: -Después de eso, entonces, la señora estaba mal, mal, mal, mal…mal. Y el señor (Pavâo) me dijo, “contra viento o marea, yo no voy a esperar que mi madre se muera para verla por última vez, vamos a presentarla”, me dijo.

Y me dice él:- “te animás a pelear por mi mamá?” y le dije: -“¡claro que me animo a pelear por tu madre!”, le dije. -“Pero ya ves lo canalla que hacen conmigo, no lo van a hacer con ella?”, me dijo. Le dije: -“La posibilidad existe, pero vamos a ver qué es lo que va a pasar. Y me decretaron la prisión, y no la mandaron a la cárcel porque como ella estaba tan mal, yo la tenía, cuando yo me fui y la presenté, pedí la audiencia, y cuando pedí la audiencia yo la interné porque ella estaba re-mal, ¡y me decretaron la prisión! ¡Dentro del hospital, del sanatorio donde la tenía la dejaron pre-sa, ¡presa! ¡Cuatro policías cuidándola!
Entonces es un absurdo lo que dijo el General (Piñánez), es un absurdo. El señor (Pavâo) pudo haberle comentado, pero entre que su español es todo desastroso, y la agonía del General, pudo haber entendido errado. Porque nunca fue un trueque, “¡Ah! ?Ustedes dan eso, nosotros queremos esto”. ¡Nunca fue eso, de esa manera, y de eso doy fe, doy fe, así como que me llamo Laura Marcela Casuso doy fe, porque sí es como yo te estoy diciendo, no como el General dijo.

Quinto mensaje:

L.C.: -Claro que dieron el nombre del cuarto, claro que dieron el nombre del cuarto, ¡nombre y apellido dieron!

En relación al caso Piñánez, existen dos videos que estaban entre los archivos de Laura Casuso, en los que un testigo relata su versión de los hechos e incrimina a Luis Rojas, exministro de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad).

Esta es la transcripción del primero de ellos: 

- Quieren matarte a vos por causa de ese secreto. La parte del siguiente ministro, del director de la Senad, Luis Rojas, que son personas inconsecuentes. En vez de ayudarte, de promoverte porque les ayudás a ellos, te quieren liquidar. Eso queda para que nosotros podamos tener por lo menos un respiro y una prueba de que ellos son capaces de cualquier cosa.

 

Aquí va transcripto el segundo de los videos: 

 

1: - ¿Tenés seguridad de que Luis Rojas sabía eso?
2: - Sí, él sabía todo. Él lo que le presionaba todo, yo no quería pero él le presionaba a los otros, a sus compañeros de trabajo para que yo lleve.

1: - Entonces, responsabilidad prácticamente de él
2: - Ahí me dijo para decirles a los ACA (Asociación Campesina Armada) que yo no lleve la bomba. Me dijo para decirles que yo...que la Policía...para decirles a los ACA que no se enojen conmigo, me dijo que yo me estaba yendo en la moto y que la Policía me salió y yo tiré mi mochila ahí y ahí explotó la bomba, para decir que los ACA hicieron eso. Pero no fue eso.

1: - Otra cosa que te quiero preguntar...¿es cierto que un policía te contó que la gente de la Senad, al mando de Luis Rojas, te quiere matar para que vos no cuentes esto?
2: - Y eso, y eso lo que yo tengo miedo también porque la Policía estaba andando detrás de mí ya, la vez pasada me agarraron y cuatro o cinco horas me atajaron por ahí.

1: - ¿Qué te preguntaban cuando te atajaban?
2: - Me preguntó si yo estaba con la ACA, si era logístico de la ACA y eso así. Si la bomba que explotó allá era que yo hice o no. Yo le dije que....me preguntó, me presionó así y yo me callaba nomas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.