Venden programas para espiar celulares

A algunos les parecerá nuevo, aunque a otros no: en nuestro país se vende un software para espiar mediante los teléfonos celulares. Esta práctica ilegal es utilizada para controlar a cónyuges o empleados.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OHFXCRQHKJDAXKFQDCBW6YGW5U.png

Escuchar las llamadas, leer los mensajes, monitorear el whatsapp y hasta escuchar el sonido de ambiente son todas las utilidades que permite un software que se ofrece en Paraguay a un precio aproximado de US$ 700 (unos G. 2.828.000).

El servicio se ofrece de manera sigilosa y en confidencialidad a través de un sitio web en que se indican los números de teléfono disponibles e incluso la dirección de la oficina donde se puede realizar la consulta sobre los productos.

Este software se instala en el celular de la persona a quien se desea espiar en solo 15 minutos, y así se puede comenzar a monitorear las conversaciones, mensajes, chats, etc.

PUBLICIDAD

Los que ofrecen el software incluso mencionan la posibilidad de hacer un delivery de instalación, a la hora que sea, incluso de madrugada, para aprovechar la hora de sueño y realizar todo el proceso de instalación del programa.

Todos los datos, como las llamadas y los mensajes, incluso los chats en Whatsapp o Line, van a una cuenta de correo con la extensión de GMX.

En internet se pueden hallar otras opciones de programas exclusivos para poder vigilar los teléfonos. El costo va de G. 200.000 en adelante, dependiendo de la exigencia del cliente. El precio mínimo incluye solo la vigilancia de los mensajes de texto y correos enviados a través del celular.

Según el vendedor de este software en Paraguay, se vende al día de cuatro a cinco, siendo los clientes en su mayoría parejas que buscan descubrir alguna infidelidad. En segundo lugar, se ubican los empleadores que compran el programa para vigilar a empleados “dudosos”.

Espiar los celulares personales en Paraguay se considera un delito, según confirmó el comisario José del Carmen Garcete, director del Departamento Jurídico de la Policía Nacional. “Se violenta la intimidad de la persona y es un delito”, expresó a ABC Color.

De acuerdo a lo que señaló el uniformado, espiar los celulares viola el artículo 33 de la Constitución Nacional que dice que “la intimidad personal y familiar, así como el respeto a la vida privada, son inviolables. La conducta de las personas, en tanto no afecte al orden público establecido en la ley o a los derechos de terceros, está exenta de la autoridad pública. Se garantizan el derecho a la protección de la intimidad, de la dignidad y de la imagen privada de las personas”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD