Ordenan “visita apostólica” a diócesis de Ciudad del Este

El papa Francisco dispuso la realización de una “visita apostólica” a la diócesis de Ciudad del Este, luego de que hayan reflotado denuncias de pedofilia, y otros temas relacionados con la diócesis, como el manejo del Seminario Interdiocesano.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/A54WBXMXSRCKBLB5OMKHY2IGVE.jpg

El Santo Padre enviará dos representantes quienes desde Roma llegarán a Asunción y luego irán a Ciudad del Este para evaluar todas las instituciones eclesiásticas de dicha diócesis, anunció hoy el nuncio apostólico Eliseo Ariotti, durante una conferencia de prensa.

Al ser consultado si el motivo principal de la visita son las denuncias de pedofilia, dijo: “Es para averiguar no sólo lo que paso últimamente, sino ver todo lo que está en la casa de Ciudad del Este”. La visita será del 21 al 26 de julio, precisó.

Tras la visita de los religiosos, se redactará una evaluación completa de la situación en la diócesis, que será acercada al papa Francisco, quien finalmente dispondrá de cambios o medidas, de ser necesarios. 

PUBLICIDAD

Han sido designados el cardenal español Santos Abril y Castelló, arcipreste de la Basílica romana Santa María la Mayor, y el uruguayo Milton Luis Tróccoli Cebélio, obispo de Montevideo y rector del seminario Interdiocesano Cristo Rey.

“Es una visita que siempre se hace; en todas las diócesis del mundo reciben”, explicó el nuncio apostólico. 

Ariotti resaltó que el obispo de Ciudad del Este, monseñor Rogelio Livieres Plano, ya fue notificado de la visita y que accedió sin problemas. “Livieres dijo que siempre pidió que se le visite”, agregó.

Definitivamente lo que llama más la atención en la Diócesis de Ciudad del Este es el caso del sacerdote argentino Carlos Urrutigoity, quien llegó a Paraguay luego de sortear diversas denuncias de pedofilia y abuso sexual en distintos países. 

Sin embargo, Livieres sin problemas aceptó al religioso, e inclusive le encargó un ministerio con jóvenes. Dijo en reiteradas ocasiones que todas las denuncias son calumnias, y que Urrutigoity es un “perseguido”. 

El caso del sacerdote sospechoso de abuso, revivió las diferencias entre Livieres y el arzobispo de Asunción, monseñor Pastor Cuquejo. Esta situación también sería otro de los motivos de la visita apostólica. 

El entredicho tomó fuerza luego de que Cuquejo, sugirió reabrir una investigación para averiguar si son ciertas las acusaciones contra Urrutigoity, a lo que el obispo de Ciudad del Este, respondió llamándole “homosexual” en actos públicos en la mencionada localidad y ante medios de comunicación.

También llama la atención de la Santa Sede las denuncias de mal manejo de los recursos financieros dentro de la diócesis, que inclusive llegaron a procesos judiciales. Los enviados del Papa Francisco también evaluarían las supuestas desprolijidades en el seminario de Ciudad del Este. 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD