Tener piercing es “una enfermedad mental”

El ministro del Trabajo, Guillermo Sosa, se expidió -a título personal- sobre la última polémica de agentes del Grupo Lince y sostuvo que las personas que usan piercing padecen “una enfermedad mental”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VQLTIL4OQVAVLE47AMKMA4XHGA.jpg

Cargando...

En comunicación con 780 AM, el ministro Sosa habló sobre el procedimiento en Caaguazú que se hizo viral a través de un video y consideró que fue un “hecho muy violento” que los uniformados obligaran a un ciudadano a quitarse el piercing que llevaba en el rostro, aunque aclaró que no contaba con todos los detalles de lo ocurrido. 

“Yo, personalmente, estoy en contra del piercing. Considero que es una grosería, es no cuidar tu cuerpo, que es un templo en el sentido cristiano de la palabra”, dijo Sosa.

El ministro acentuó la polémica sobre el uso de estos accesorios. “Creo que está considerado como una de las enfermedades mentales modernas el hecho de tener este tipo de cosas, como una patología; pero tampoco creo, como ciudadano, que un policía tenga que obligar a un ciudadano a quitárselo”.

El caso recorrió las redes sociales gracias a una persona que grabó el momento en que dos uniformados del grupo Lince estaban junto al ciudadano. Los que presenciaron el momento aseguraban que lo obligaron a quitarse el piercing que tenía en la nariz.

Al respecto, el comisario Ángel Cantero, jefe de la comisaría 2ª de Caaguazú, confirmó que efectivamente eso fue lo que hicieron los agentes, con el argumento de que el accesorio “era demasiado grande”, aunque el joven lo hizo “por voluntad propia”.

La organización Amnistía Internacional se pronunció ayer sobre este mismo caso y recordó a la Policía Nacional el Artículo 25 de la Constitución Nacional que reza que "toda persona tiene el derecho a la libre expresión de su personalidad".

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...