Una década del Día del Niño por nacer en Paraguay

En el 2003, durante el gobierno de Luis González Macchi, un decreto oficializó la fecha 25 de marzo para el Día del Niño por Nacer en el Paraguay, a fin de recordar el valor de la vida humana.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/CN6CSC74HZAUBHAMNBUXYS4RDA.jpg

Nestar Robledo de Stark, presidenta de la Federación de las Asociaciones por la vida y la Familia, y también responsable de la Pastoral de la Arquidiócesis, recordó la fecha por su importancia.

“El objetivo es resaltar el valor de la vida humana ante tantos ataques, como el aborto y con numerosos métodos abortivos, queremos que la gente tome conciencia de qué es una vida humana y más todavía porque no esta en condiciones de defenderse, porque debemos hacer que se le proteja desde la concepción hasta el nacimiento, y posteriormente hasta la muerte natural”, dijo a ABC Color.

El Día del Niño por Nacer se festeja en el país gracias al decreto Nº 20846/03, siendo Argentina el primero en instalar la fecha en 1998.

Consultada sobre las propuestas de legalizar el aborto en el Paraguay, Néstar Robledo expresó que es preocupante porque se pretende solucionar los problemas sociales, familiares matando.

“Es preocupante, porque no se puede solucionar problemas sociales, familiares, matando; y el niño tiene el derecho de nacer en el momento que se forma, en la concepción. Es lamentable que surjan esas ideas de personas que ahora promueven el aborto y que podía no haber nacido”, dijo.

Expresó que muchas bebés que podían haber servido a la sociedad fueron eliminadas con el aborto. Lamentó una de las formas más comunes para llevar a cabo la práctica, refiréndose al método Dilación y Curetaje, el cual consiste en despedazar al feto dentro del vientre materno.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.