¡Cuidado, insectos!, todo bicho que camina va a parar al asador

Los insectos pueden ser molestos y, a la vez, peligrosos porque te pueden picar; sin embargo, cocinándolos podés cobrar venganza y preparar un suculento bocadillo. Saltamontes y escorpiones son bichos que forman parte de la gastronomía en algunos países.

Se denomina entomofagia al consumo de insectos por parte de los seres humanos.
Se denomina entomofagia al consumo de insectos por parte de los seres humanos.ABC COLOR

En el mundo existen diferentes tipos de personas, algunas prefieren comer carne, otras frutas y verduras; también hay gente que mata el hambre con saltamontes, grillos y otros bichos. Se denomina entomofagia al consumo de insectos por parte de los seres humanos; este hábito se practica en muchos países de todo el mundo, pero principalmente en regiones de Asia, África y América Latina.

“Señoraaa, hay un bicho en mi caldo” constituyen las palabras que escucharíamos de la boca de un disgustado cliente, en un local gastronómico de nuestro país, en el caso de que esta persona haya encontrado un insecto en su comida. Sin embargo, en México, el caldo de escamoles tiene como principal ingrediente unas larvas que provienen de unas hormigas llamadas “güijera”.

De igual forma, los mexicanos comen escorpiones y tarántulas. ¡Sí, leíste bien! Entre tortillas de maíz y salsa de guacamole, los charros consumen esos peligrosos insectos. En Bélgica, “Little Food”, una granja urbana, cría y produce grillos y luego se encarga de convertirlos en diferentes aperitivos como galletas saladas o salsas para utilizar en alimentos.

PUBLICIDAD

La Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura afirma que consumir insectos aporta beneficios como, por ejemplo, proteínas y nutrientes que, ingeridos en grandes cantidades, podrían reemplazar a la carne. Comer saltamontes o gusanos de seda tiene un valor nutritivo similar al del consumo de zumo de naranja o aceite de oliva, según un estudio elaborado por un grupo de científicos de la universidad italiana de Teramo.

De igual forma, un estudio realizado en la Universidad de Arizona, Estados Unidos, arrojó como resultado que las hormigas podrían utilizarse como base para medicamentos contra bacterias y hongos. Asimismo, estos insectos desarrollan sustancias que pueden ser utilizadas para combatir enfermedades humanas, según lo publica la revista Royal Society Open Science.

En nuestro país, casi no se conocen casos similares, a excepción del consumo del gusano de coco por parte de comunidades indígenas en el Chaco.

PUBLICIDAD

Si bien en muchos países ya se consumen insectos, cada cultura es diferente y en nuestra nación quizás aún no se comen bichos, no obstante, quién nos asegura que el día de mañana, en los copetines, no encontraremos empanadas de grillos o unas tortillas con relleno de saltamontes. De ser así, ¿ vos, los comerías?

Por Alejandro Gauna (18 años)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD