No más vapes para menores: proyecto regularía el uso del cigarrillo electrónico

En los buses, en la vía pública y en los espacios cerrados, el humo de los vapes perturba a quienes no fuman. Ante esto, un proyecto de ley busca concientizar acerca del uso de cigarrillos electrónicos por menores de edad. ¿Será este el fin de los bro?

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VUT4ZA2FDBG55C3DQMGVPL3JCE.jpg

No importa el lugar, el humo del cigarrillo electrónico molesta igual; estos dispositivos “de moda” son considerados indefensos y, por ende, su uso se permite en la vía pública. Además, los vapes ya se convirtieron en los amigos inseparables de los jóvenes, tanto que, incluso, los menores de edad los compran y venden con total normalidad.

Los diputados Marcelo Salinas, Rocío Vallejo, Tito Ibarrola y María López impulsaron un proyecto de ley que modificaría las actuales normativas que regulan el comercio del tabaco. A través de la ampliación de esta medida legal, la venta de vapes a menores de edad quedaría prohibida, ya que las esencias de estos dispositivos son derivadas de la nicotina.

Para muchos, este aparato electrónico es la antesala al tabaquismo e, incluso, podría convertirse en una adicción peor. Según datos del Ministerio de Salud, algunos vapeadores contienen hasta 25 miligramos de nicotina, cuando un cigarrillo convencional tiene dos; lo mencionado implica que los elementos en cuestión también pueden convertirse en un hábito malsano.

En este punto, surge la preocupación, ya que el uso del vape parece normal ante los ojos de una mayoría y, cual chupetines o gaseosas, las esencias son consumidas en lugares públicos. Además, al no existir ninguna norma relacionada, no solo perturba a los no fumadores, sino que también está al alcance de los adolescentes, quienes llegan a revender sus aparatos y comercializar las esencias.

Según un estudio hecho por la revista estadounidense Frontyers in Psychology, incluso los vapeadores que no contienen nicotina matan las células pulmonares y ocasionan inflamación de los órganos del sistema respiratorio. Por su parte, el diputado Marcelo Salinas afirmó, en una entrevista, que "es preocupante que, de cada 10 jóvenes, cuatro utilicen estos cigarrillos electrónicos solo porque es 'estar a la moda' sin pensar en el daño que ocasionan a su salud".

Ahora, siendo realistas, ¿esto en verdad puede detener a los bro que aún no cumplieron los 18 años? La situación es complicada, pues, aunque la propuesta sea aprobada, existen diversas maneras en las que se pueden conseguir estas sustancias nocivas. En este sentido, los comerciantes juegan un papel fundamental para evitar que los menores continúen adquiriendo estos aparatos.

Es imprescindible tener en cuenta que las leyes, que actualmente prohíben la venta de alcohol y tabaco a los menores de edad, no son debidamente respetadas, pues muchos comercios ni siquiera piden una cédula de identidad al otorgar los productos. Entonces, resulta necesario saber que la salud de los jóvenes vale mucho más que el dinero que se pueda obtener a cambio de cualquier sustancia.

Esperemos que, de alguna manera, las acciones que pretende implementar la Cámara Baja contribuyan a disminuir el uso del cigarrillo electrónico entre los menores de edad, aunque los “bro” se indignen por ello.

Por Belén Cuevas (17 años)

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.