Sin miedo, los jóvenes dicen NO a los violadores de la Constitución Nacional

Después de que 25 senadores violaran la Constitución Nacional, la juventud paraguaya salió a las calles a reclamar ante un hecho tan injusto. Los jóvenes no se quedarán de brazos cruzados mientras las personas con sed de poder pisotean la democracia.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UHNAOSNJT5HQ7OZHKDG7BEL6WY.jpg

“Juventud no es la de aquel que tiene veinte años. Joven es aquel que se conmueve ante cualquier injusticia en el mundo”, expresa una frase del poeta español Juan Gris. Teniendo en cuenta los hechos acontecidos en estos últimos días, no podemos negar que los jóvenes paraguayos, con la tricolor en el corazón y la Constitución Nacional en la mano, hicieron oír su grito de protesta contra la violación del estado de derecho.

Después de que los 25 senadores levantaran la mano a favor del proyecto de enmienda pro reelección durante una sesión “mau” en el Congreso, la ciudadanía no se quedó callada. Los jóvenes, especialmente, aprovecharon las grandes ventajas que ofrecen las redes sociales, no solo para quejarse y ser guerreros del teclado, sino también para organizar marchas y manifestaciones contra la violación de la Carta Magna, aunque para concretarse la misma aún falta la media sanción de Diputados.

El viernes, el día en que se dieron violentos incidentes entre la ciudadanía y la Policía, estudiantes de Medicina se situaron frente a la Catedral y prestaron asistencia a las personas que resultaban heridas. A pesar del noble gesto que estaban realizando, estos jóvenes también fueron atacados por los uniformados.

PUBLICIDAD

Las manifestaciones se realizaron en diversos puntos del país, como Pilar, Encarnación, San Juan Bautista y Ciudad del Este. Además de pedir que se respete la Constitución Nacional, los ciudadanos repudiaron la actuación violenta de la Policía Nacional y lamentaron el asesinato del joven liberal de La Colmena Rodrigo Quintana.

Ayer, lunes, miles de ciudadanos se reunieron nuevamente frente al Congreso, pero en esta ocasión ya no hubo golpes ni disparos. Como un hermoso gesto de paz y reconciliación, los civiles entregaron flores a los policías, revelando que la lucha por la democracia no debería convertirse en una guerra cruel entre hermanos paraguayos.

Actualmente, varios jóvenes están en vigilia en la Plaza de Armas, pues emprendieron el proyecto de recolectar 30 mil firmas para hacer realidad el lema “que la gente decida”. Existen algunas peticiones: la nulidad del proyecto de enmienda, el juicio político a Horacio Cartes, la destitución de los violadores de la Constitución y el desbloqueo de las listas sábanas.

Estas acciones demuestran que la juventud no es indiferente ante los hechos de injusticia que suceden en el país. La lucha traspasó las pantallas de los celulares y los jóvenes ya no temen salir a las calles para decir: “Dictadura nunca más”.

Los jóvenes de hoy no vivieron durante la era stronista, pero muchos de ellos habrán oído los tristes relatos de un padre o un abuelo que fue perseguido y torturado por pensar “distinto” en aquella época. Tal vez sea esta la razón por la que ningún muchacho ni chica de sangre guaraní permitirá que las autoridades pasen por encima de las leyes para saciar sus ansias de poder.

“Hagan lío, pero organícenlo bien”, fueron las palabras del papa Francisco durante su visita al Paraguay. Muchos jóvenes están cumpliendo con esta petición, pues prometieron convertirse en guardianes de la democracia, repudiando los hechos de corrupción y violencia.

Los jóvenes son el futuro del país, dice una conocida frase; sin embargo, ellos están demostrando que el momento de trabajar es ahora si queremos vivir en una patria libre, justa y soberana.

Por Viviana Cáceres (19 años)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD