Agua de la vida

En el siglo XV, los monjes de Escocia preparaban aqua vitae, que significa agua de la vida. Destilaban un aguardiente a base de malta y agua pura que era envejecido en barricas de madera. Es así que Escocia se hizo con el título de productor de los mejores whiskies del mundo.

El whisky puede ofrecer una experiencia placentera.
El whisky puede ofrecer una experiencia placentera.

Con un brindis, siempre se celebran los grandes logros. A principios del siglo XIX, un trago de whisky se había convertido en un elemento básico de la vida en Escocia. Las reseñas cuentan que eran fáciles de conseguir en comercios locales y tiendas. Sin embargo, estos whiskies no siempre eran tan consistentes, porque sus gustos variaban de un día para otro.

Queriendo cambiar esto, el joven John Walker comenzó a producir un whisky para que sus clientes disfrutaran siempre la misma calidad. Su receta hizo historia. Elaboró una mezcla de la cual se sintió orgulloso y así nació una marca que lleva más de 200 años de tradición.

“Johnnie Walker es el whisky escocés más vendido del mundo”, señala João Victor Guedes dos Santos, director de Johnnie Walker para Paraguay, Uruguay y Brasil en Diageo. “El espíritu pionero y la apuesta por la calidad han acompañado la trayectoria de la marca desde su fundación en 1820. Paralelamente a la calidad del producto, el ADN de la marca, con el lema ‘Keep Walking’, traduce la actitud de Johnnie Walker a lo largo de estos dos siglos. La marca siempre ha estado en diálogo con la vida real de los consumidores, en profundo contacto con los movimientos culturales en los últimos 200 años de la historia de la humanidad”, destaca.

En más de 200 años en el mercado mundial, en un área competitiva, la marca sobresale por su gran versatilidad. Su línea de etiquetas Johnnie Walker Red Label, Black Label, Gold Label, Green Label y Blue Label son compatibles para las más diversas ocasiones. “Cada etiqueta tiene un sabor único y ofrece experiencias completamente diferentes a la hora de degustarlas”, manifiesta Guedes dos Santos.

Cada una de las etiquetas tiene diferentes características

Johnnie Walker Red Label tiene un sabor vibrante y versátil con notas de canela, miel, frutas y un toque picante, que se destacan incluso cuando se mezclan. Es el whisky más vendido del mundo.

Red Label de 350 ml.

Johnnie Walker Black Label es un whisky rico y suave elaborado únicamente con la mezcla de whiskies de más de 12 años. El resultado es un sabor con capas profundas de frutas dulces, especias y vainilla, todo envuelto en un toque ahumado. Alguna vez se llamó “El Miguel Ángel de los whiskies”.

Black Label de 350 ml.

Johnnie Walker Gold Label es el resultado de una costumbre centenaria de Johnnie Walker, la de invitar al maestro mezclador a hacer su selección personal de ingredientes. La elección de Jim Beveridge incluyó el agua de las montañas Kildonan, la región que fue escenario de una “fiebre del oro” en 1868. Es un whisky afrutado, suave y cremoso con capas de fruta, vainilla, especias y humo.

Johnnie Walker Gold Label.

Johnnie Walker Green Label combina cuatro whiskies distintos y maduros durante más de 15 años, para crear un sabor equilibrado y profundo con una mezcla de aromas intrigante y de mucho sabor.

Johnnie Walker Green Label.

Johnnie Walker Blue Label es el más valioso de los whiskies de la Casa Walker. Se elabora con las barricas más raras y antiguas. Las barricas se eligen según su calidad y proceden de los rincones más diferentes de Escocia.

Johnnie Walker Blue Label.

Gusto de los consumidores

La línea Johnnie Walker consta de las etiquetas Johnnie Walker Red Label, Black Label, Gold Label, Green Label y Blue Label. Johnnie Walker es líder en todos los segmentos en los que opera.

El 2020 fue un año marcado por la pandemia del coronavirus. Las marcas y empresas tuvieron grandes desafíos. “El cierre de bares y restaurantes en todo el mundo, por supuesto, fue un gran desafío experimentado por la marca y todo su ecosistema. Por esta razón, Diageo ha creado a nivel mundial un fondo de apoyo financiero para que los propietarios de bares y restaurantes puedan reinventarse y sostener sus negocios, que se ven seriamente afectados por la pandemia. Parte del consumo fue migrado a casa, por lo que ofrecemos al consumidor información sobre la preparación de copas en casa. En sus 200 años, Johnnie Walker pasó por guerras y otras pandemias. El espíritu de levantarse y seguir adelante, #KeepWalking es crucial en estos períodos”, destaca el director de la marca para Paraguay, Uruguay y Brasil en Diageo.

En nuestro país, Johnnie Walker es líder en su categoría, presente en el mercado local desde la década de 1930 apróximadamente. “En los últimos años se viene haciendo un buen trabajo de reclutar nuevos consumidores a la categoría a través de la coctelería y las mezclas simples logrando crecimientos en ventas año tras año”, indica el ejecutivo.

Más detalles de esta emblemática bebida en https://www.johnniewalker.com/es-py/.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD