Kittinger, el antecesor de Felix Baumgartner

El austriaco Felix Baumgartner pasó a la historia el domingo cuando realizó el salto en paracaidas más alto jamás hecho, lanzándose desde 39.000 metros de altura. Cinco décadas atrás, un estadounidense establecía el primer récord.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KOBDNEMFEJFLXODRUUBH4JYYC4.png

Joseph Kittinger, de 84 años, es un ex oficial de la Fuerza Aérea estadounidense nacido en Tampa, estado de Florida, en 1928. Fue además el principal asesor de Baumgartner para el salto estratosférico y uno de los mentores de la nueva marca establecida por el austriaco.

Como piloto de la Fuerza Aérea fue designado para formar parte del Proyecto Excelsior, a finales de la decada de los '50.

El citado proyecto tenía como objetivo la investigación de los saltos a grandes altitudes. Para cumplir con su objetivo, Kittinger tuvo que realizar tres pruebas.

PUBLICIDAD

El primero se realizó en noviembre de 1959, desde 23.827 metros, pero casi terminó en tragedia, pues perdió el conocimiento. El paracaídas automático le salvó la vida.

Algunos días después volvió a lanzarse, en esa ocasión desde 22.769 metros de altura.

Varios meses más tarde, el 16 de agosto de 1960, Kittinger realizó un tercer salto desde el Excelsior III, el que inscribiría su nombre en la historia.

El estadounidense se lanzó desde una altura de 31.333 metros. Alcanzó una velocidad de 988 kilómetros por hora y cayó en caída libre durante 4 minutos y 36 segundos.

Kittinger consiguió los récords de mayor ascenso en globo, salto en paracaídas de mayor altitud, caída libre más larga y mayor velocidad de un hombre en la atmósfera.

Varias de esas marcas fueron superadas el pasado domingo por el austriaco Baumgartner, sin embargo el nombre de Kittinger ha pasado a la historia y de ese sitial será difícil quitarlo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD