Fernando de la Mora y sus 78 años en el fútbol

Impulsado por el anhelo de unos jóvenes, un 25 de diciembre, en plena Navidad, se reunían para formar un club de fútbol. Corría el año 1925 en ese entonces. Ese día nacía con el nombre de Triunfo F.C., para luego de tres años, el 26 de agosto de 1928, pasar a llamarse Triunfo.


Cuentan que poco antes de esa fecha se había producido una división ente socios del club, renunciando algunos asociados, encabezados por su primer presidente Juan Valdez, quienes fundaron otra entidad deportiva llamada Presidente Alvear. Surgió la idea de unificación, pero los de Alvear se opusieron, ya que existían entonces tres clubes: Triunfo, San Vicente y Alvear. Ante esa oposición, los de Triunfo y San Vicente formalizaron esa unión, optándose por el nombre de Fernando de la Mora F.C., en homenaje al barrio, la escuela y a la avenida que lleva el nombre del ilustre prócer de la independencia patria, el doctor Fernando de la Mora, idea que se concretó el 13 de abril de 1941, por resolución de una asamblea extraordinaria.

Fueron pasando los años y don Emiliano Raimundo Ghezzi con otros daban todo de sí por el engrandecimiento del club. Fue presidente en los años 1940, ’41, ’43, ’55 y 1977; mientras no estaba a la cabeza, ocupó otros puestos en la directiva, reconociéndosele el trabajo realizado en esos largos años. En 1981, cuando el estadio pasó a llamarse Emiliano Ghezzi (esto ocurría en vida, no ya cuando no estamos presentes en cuerpo). Hace poco nos dejó don Emiliano, y cuentan que siempre les recordaba a los jóvenes con este lema: "Victoria sin orgullo y derrota sin amargura".

En este 2003, el club consigue la gran hazaña de ascender para competir en la División Intermedia, consiguiendo en un lapso de dos años dos logros interesantes (en el 2002 fue campeón de Segunda). "Ahora el objetivo es llegar a primera división", comentan por el club.

Es una entidad meritoria, que con mucho esfuerzo ha mejorado su estadio (campo de juego y otras obras de excelente infraestructura) para estar acorde a los tiempos actuales.

En este 25 de diciembre, en plena Navidad, estará recordando sus 78 cumpleaños, para sumergirse al viejo pasado, quizás recordando esos años idos, con lágrimas en los ojos, y contando cuántas navidades han pasado desde aquel entonces, sumergido en el fútbol, esa pasión que ha inundado el universo en el siglo 20, que ya se ha ido, ingresando en este milenio apresurado y sin freno.

Con olor a perfumes de cocotero en los pesebres, recordando a nuestro Dios y agradeciéndole por aquel Niño Dios que vino al mundo a perdonarnos nuestros pecados y a ofrecernos vida eterna, o quizá clamando por un Paraguay mejor y tomado de la mano de nuestro Señor Jesucristo caminemos en pos de una vida mejor.

Que los deseos de todos y en especial de este club, que festeja un año más de vida, encabezado por su actual presidente Atilio Cabral, y recordando también a Juan Valdez (primer presidente), a Emiliano Ghezzi y otros que dieron todo de ellos para que el club Fernando de la Mora siga creciendo y esté entre los mejores de nuestro fútbol.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD