Mientras tanto, en Bielorrusia continúa el fútbol

El BATE Borisov volvió a evidenciar el irregular momento de forma por el que atraviesa, tras caer este miércoles por 1-0 ante el Slavia Mozyr en el partido de ida de las semifinales de la Copa de Bielorrusia, uno de los pocos países donde el fútbol se sigue jugando en medio de la pandemia del coronavirus.

El BATE Borisov volvió a sufrir una derrota.
El BATE Borisov volvió a sufrir una derrota.GENTILEZA

Los de Kirill Alshevsky, que el pasado sábado estrenaron su casillero de victorias en el campeonato liguero al imponerse por 1-0 al Rukh Brest, no pudieron repetir triunfo, tras verse superados este miércoles por un Slavia Mozyr, que parece tener tomada la medida al conjunto de Borisov.

De hecho, esta es la segunda ocasión en apenas dos semanas en la que el BATE Borisov sale derrotado del estadio Junost, donde ya cayó el pasado 28 de marzo por 2-1 ante el Slavia Mozyr en el partido correspondiente a la segunda jornada liguera.

Si en el choque de Liga el verdugo del BATE fue el delantero ruso Nikita Melnikov, autor de los dos goles del Slavia, este miércoles el autor del gol del triunfo local fue el centrocampistas ucraniano Yurii Pantia, que firmó el definitivo 1-0 a los once minutos de juego.

Un gol que el BATE Borisov, el gran dominador del fútbol bielorruso en los últimos años y que disputó la fase de grupos de la Liga de Campeones hasta en cuatro ocasiones entre los años 2011 y 2016, deberá remontar en el partido de vuelta que se disputará el próximo 29 de abril en el Borisov Arena.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD