Edinson Cavani, ídolo eterno para el Parque de los Príncipes

PARÍS. Edinson Cavani seguirá siendo por mucho tiempo el mejor goleador del PSG, delante de las superestrellas Zlatan Ibrahimovic, Neymar o Kylian Mbappé: ante la falta de un anuncio de una prolongación de contrato, el uruguayo parece encaminarse hacia una salida de París, donde deja a unos aficionados conquistados, pese a que el equipo no ha logrado todavía el soñado título de Champions.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/YOOLKXQRWFGU7E6G2PIOGRPUIY.jpg

El final de su aventura, precipitada por el coronavirus y la suspensión de las competiciones, no era el que soñaban sus miles de fans, pero sin desmerecer a ‘Ney’, ‘Kyky’ o el capitán Thiago Silva, el ojito derecho de la afición parisina seguirá siendo ‘Edi’.

Pese a ser suplente del argentino Mauro Icardi en la última temporada, la escena siempre se repetía cuando entraba a la cancha: gritos de “¡Cavani, Cavani!” en las gradas del Parque de los Príncipes, antes de entonar un cántico en honor a su goleador.

¿Último episodio de su historia de amor con París? Su gol 200 anotado en febrero contra el Burdeos (4-3) ante el fervor del público parisino, que lo consagró como el mejor goleador de la historia del club, muy por delante del sueco Ibrahimovic (156).

“Es un momento muy especial para mí. Les agradezco el cariño, el amor que me dan, en los momentos difíciles, en los momentos felices”, declaró el ‘Matador’ de 33 años aquella noche, en la que recibió un homenaje del club, de sus compañeros y de los hinchas, que le entregaron un trofeo especial, una ceremonia que tuvo aires de adiós antes de tiempo.

PUBLICIDAD

De torpe al ‘Matador’

¿Cómo explicar este idilio? “Cuando los Ultras regresan al Parque en 2016 (después de seis años de ausencia), Zlatan Ibrahimovic ya no está y el hombre más en forma era Cavani. También tiene ese lado humilde, accesible, que crea una verdadera comunión”, explica a la AFP Philippe Goguet, fundador del sitio ‘Culture PSG’.

Una pasión extrema que condujo a una de las mayores polémicas desde la llegada en plan estrella de Neymar a mediados de 2017: el ‘penaltygate’ (ambos se discutieron por lanzar una pena máxima) contra el Lyon en septiembre de 2017, que al brasileño le costó un tiempo digerir.

Sin embargo, cuando Cavani llegó en 2013 por una suma de 63,5 M EUR, precedido de una gran reputación en Nápoles, el uruguayo debe hacer frente a la sombra imponente de Ibrahimovic, la estrella incontestable del proyecto catarí.

PUBLICIDAD

Exiliado al flanco izquierdo del ataque para dejar toda la luz a ‘Ibra’, el charrúa no protesta, pero se hacen más evidentes sus carencias técnicas, que compensa con su gran trabajo defensivo y un olfato goleador fuera de lo común. Nace el ‘Matador’ parisino.

Caza, pesca, naturaleza

De Laurent Blanc a Thomas Tuchel, todos sus entrenadores han alabado su compromiso, calificándolo de “superprofesional”.

Incluso sus retrasos para incorporarse tras pasar las vacaciones de Navidad en Uruguay se olvidan rápido. Al igual que los repetidos fracasos en la Liga de Campeones, el único trofeo que no ha podido ganar en su estancia parisina. Discreto en su vida privada, Cavani parece un ovni en la galaxia del ‘fútbol-negocio’, donde el número de ‘followers’ en las redes sociales se ha convertido en algo tan importante como las estadísticas individuales.

Lejos de las fiestas fastuosas de Neymar o de otros compañeros latinos, ‘Edi’ prefiere pasar su tiempo libre en un lago pescando, ya sea en Rambouillet o en Salto, su ciudad de origen, para “descargar la presión”.

Una imagen ‘antisistema’ que él mismo cultiva cuando en una gira con el club parisino por China el verano pasado, se ‘escapó’ para una jornada improvisada de pesca.

“La pesca, ¡es lo que más me gusta!”, admitió en la web del PSG. “La pesca es como el fútbol. Hay que esperar el buen momento, el momento justo... ¡cómo un goleador!” .

Para el uruguayo parece que ha llegado el momento de abandonar el PSG, ya que su contrato acaba este 30 de junio y no parece que haya acuerdo para prolongarlo hasta que acabe la temporada. Quizá se vuelva a cruzar en el camino del PSG en la escena continental en el futuro, como goleador de algún otro gran club europeo, en el que podría firmar su último gran contrato.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD