Libertad, el único líder del torneo

En el cierre de la 14ª fecha del Apertura, Libertad no falló y derrotó anoche por 3-1 a River Plate en Los Jardines del Kelito. El Gumarelo asciende a la punta del torneo y saca tres puntos a Olimpia y Cerro Porteño. Cougo, Cardozo y Bareiro, los goleadores.

En camino el primer gol liberteño producto del  remate fortísimo de Ayrton Cougo y el arquero  Librado Azcona quedó sin poder hacer nada.
En camino el primer gol liberteño producto del remate fortísimo de Ayrton Cougo y el arquero Librado Azcona quedó sin poder hacer nada.

Cougo, protagonista del triunfo

Libertad no defraudó ni generó dudas. Ganó bien y aunque River Plate descontó cuando aún quedaba un tiempo para el final, no sufrió durante el 2-1. Dominador con la tenencia, pero desequilibrante con los aportes individuales. En este faceta, Ayrton Cougo, cumplió en el rol defensivo y ofensivo. No permitió que Marcelo González reciba o avance con garantías y cuando debió atacar, ganó por viveza.

El uruguayo fue clave para romper el marcador. Ascendió por izquierda pese a que la jugada iba por el otro lado y antes de que Héctor Villalba envíe el centro, advirtió de que podía participar. Se despegó de González, corrió en diagonal al segundo palo y al encontrar el balón, tuvo tres movimientos, productor del tiempo y del espacio generado por estar despierto, atento y por la desatención del marcador. Acomodó, perfiló el cuerpo y disparó con la zurda para colocar el balón al ángulo de Librado Azcona.

El resultado obligó a River a jugar unos veinte metros más adelante. El ingresó de Pablo Zeballos posicionó al equipo en ataque, pero despejó los espacios para las corridas del rival. Por eso, en el primer avance, Daniel Bocanegra y Cougo aparecieron libres por izquierda. Pase del colombiano para el lateral, que encaró y ganó con una gambeta a Mario Saldívar, asistió con un pase atrás y Óscar Cardozo definió de primera y hasta con sutileza.

La ventaja permitió al visitante jugar con una mejor calma y tener control del juego desde la posición. El local pudo descontar con el gol de González, quien cruzó un tiro luego de una asistencia entre Zeballos y Pérez, pero lo que parecía un final tensionado y con posibles emociones, terminó con el Gumarelo siempre en ataque, sin pasar momentos incómodos. El ingreso de Mathías Espinoza y Antonio Bareiro oxigenaron el mediocampo, que en un balón detenido, el zurdo asistió al diestro para que este defina, dentro del área, con un cabezazo y convierta el 3-1 para una victoria merecida y solo en punta.

@DarioIbarra01

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD